Noticias

Porqué todavía no ha venido la lluvia de dólares

Nota de opinión a Daniel Vardé

Argentina - El Cronista - Pág. 14 - El Gobierno entendía hace unos meses atrás que abriendo el cepo, arreglando con los hold outs, generando mayor rentabilidad para algunos sectores de la economía perjudicados por el gobierno anterior (reduciendo, por ejemplo, fuertemente la tasa de retención a las exportaciones de productos primarios y agro industriales) y mejorando la calidad institucional iba a ser suficiente para generar rápidamente una ´lluvia de dólares´.

Seguramente, lo que el Gobierno no tuvo en cuenta es que la administración anterior maltrató por más de 10 años a muchas empresas/industrias, por lo que, para volver a creer en el país, éstas van a necesitar que algunos factores adicionales a los enunciados en el párrafo previo estén presentes.

Esos factores adicionales los podemos resumir en:

  • Transparencia: se debe mejorar el grado de transparencia en la economía, la confianza que generan los organismos de control que la regulan y, por sobre todo, mucha claridad en las operaciones que involucren al sector público.
  • Competitividad: es uno de los grandes temas que más preocupan a los empresarios, dado lo relativamente bajo que están tanto el precio del dólar en el mercado local como los niveles de productividad.
  • Seguridad Jurídica: hay que llevar adelante todos los cambios legales necesarios para que un inversor extranjero vuelva a confiar en el país. Hay que pensar que, en el pasado, hubo sistemáticas violaciones a las reglas de juego pre existentes, que afectaron fuertemente el perfil de riesgo que los capitales del exterior le asignaban a Argentina.
  • Compromiso del empresariado local: los inversores extranjeros observan mucho lo que están haciendo los empresarios nacionales. Si confían en el rumbo del Gobierno e invierten para crecer o están apostando a la ganancia financiera de corto plazo que generan las relativamente altas tasas de interés que todavía están vigentes. Es cierto que a las tasas actuales varios proyectos de inversión no son viables, pero también lo es que se necesita más apoyo del empresariado local al nuevo proyecto económico y político que se inició en el país hace ocho meses atrás.
  • Fortaleza política del gobierno: para el inversor externo es fundamental asegurar que el proceso iniciado en diciembre de 2015 es el inicio de un proceso de cambio estructural en Argentina, con implicancias de mediano y largo plazo, y no un experimento aislado que va a terminar en cuatro u ocho años. Por eso, el manejo no sólo de la economía, sino también del clima social por parte del gobierno resultan fundamentales para motivar la llegada de inversores extranjeras.

Como vemos, aún falta camino por recorrer para que los inversores extranjeros puedan confiar de nuevo y plenamente en Argentina. Esto no quita que hoy haya mucho entusiasmo en los países desarrollados por el cambio que se está dando en Argentina, y que muchos de los fondos de inversión y empresas más importantes del mundo están viendo el mercado local con mucha atención. Pero el mensaje es claro, si no se hacen todos los deberes, es poco probable que "lluevan dólares".

Media Contact:

Pizzorno, María Luz
Prensa
mpizzorno@deloitte.com

¿Encontró útil el contenido?