Análisis

Empresas en el camino de la Sustentabilidad

El 23 de abril se celebra el Día Nacional de la Responsabilidad Social

El 23 de abril se celebra el Día Nacional de la Responsabilidad Social, en conmemoración de la adhesión de la República Argentina a los principios universales del Pacto Global de Naciones Unidas.

Debido a esta celebración, vale la pena reflexionar acerca del importante rol que las organizaciones poseen en el marco de la Agenda 2030 que plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Para que una empresa pueda considerarse que se encuentra en el camino de la sustentabilidad, hoy debe demostrar que posee procesos de gestión que aseguran la calidad de sus productos, que considera el impacto ambiental de sus actividades y el impacto social en sus empleados y en la comunidad. Todo ello enmarcado en prácticas de buen gobierno corporativo, haciendo de la ética y la integridad la manera de operar con absoluta transparencia.

Hoy encontramos que las organizaciones tienen la necesidad de jugar diversos roles que van desde el más tradicional asociado a la generación de valor económico y de empleo, y al mismo tiempo yendo a otro más complejo y desafiante como es el de constituirse en un actor principal cuya actividad es determinante y que la obliga a asumir una actitud proactiva y comprometida con los objetivos de desarrollo sostenible. Los grupos de interés con que se relaciona la organización así lo esperan y sin duda demandarán respuestas concretas.

Por lo expuesto, no cabe duda de que el contexto actual de los negocios exige a las organizaciones que como parte de su estrategia corporativa integren el concepto de la sostenibilidad como una parte indivisa de su negocio. Esto exige que se adopte un enfoque integral donde temas como gobierno, integridad, ética, transparencia, desempeño ambiental, impacto social y rentabilidad sean ponderados como parte integrante de un todo.

Si los órganos de gobierno de nuestras organizaciones no toman nota de este nuevo contexto, no cabe duda de que se exponen a claros riesgos asociados a la reputación corporativa como así también a la continuidad de negocio a mediano / largo plazo. Puede parecer exagerado, pero no lo es.

Entonces, dado que en estos días se celebra entonces el Día Nacional de la Responsabilidad Social, considero que es buen momento para que las organizaciones se planteen como están paradas frente a factores tales como:

  • Se ha definido una estrategia de sustentabilidad?
  • Se encuentra alineada a la estrategia empresarial?
  • ¿Su sistema de gestión de riesgos incluye factores tales como relaciones laborales, cambio climático, uso de agua y energía, derechos humanos?
  • ¿Cómo aborda la organización temas tales como modelo de gobierno, ética de los negocios, lucha contra la corrupción, transparencia, etc.?
  • ¿qué rol asume el nivel más alto de la Dirección de la organización? ¿Cómo ejerce la supervisión por el logro de los objetivos de sustentabilidad?

Obviamente, el tema no se agota en los aspectos planteados. Existe una gran oportunidad por repensar nuestras organizaciones, su propósito, sus modelos de gestión. No existen recetas mágicas ni aplicables a todas por igual; cada una debe hacer su propio análisis y determinar cómo puede contribuir al logro de los ODS mencionados al principio.

Estamos seguros de que el momento para actuar es ahora, el mundo sigue girando y no se detiene a esperarnos. El dinamismo que muestra el contexto actual de los negocios nos lleva a cerrar esta reflexión con una frase de Heráclito que creo resume perfectamente los desafíos que tenemos frente a nosotros: “Si no esperas lo inesperado, no lo reconocerás cuando llegue”.

¿Encontró útil el contenido?