New deloitte brand

Perspectivas

Deloitte renueva su imagen

por Amy Fuller, Senior Managing Director, Global Brand

La marca de una organización, como el hogar de una familia, es quizá el activo más importante. Curiosamente, ambas parecen envejecer al mismo ritmo

Explorar Contenidos

Trece años

Ese es más o menos el momento cuando la mayoría de los hogares necesitan algo de atención. Las alfombras lucen gastadas, la pintura desteñida, y la decoración que se ha acumulado a lo largo de los años no necesariamente combina bien.

Lo mismo le pasa a las marcas. Lo que una vez fue fresco y sofisticado se vuelve ordinario, o peor, parece viejo, como una casa llena de conectores telefónicos pero sin Wi-Fi.

Trece años

Esa fue la última vez que Deloitte remozó su marca. Fue en el 2003. Los teléfonos con cámaras eran una novedad. Apple introdujo iTunes. Facebook no existía.

El tiempo ha sido amable con el Punto Verde que salió al mundo ese año. Mucha gente ve un punto verde hoy y piensan en Deloitte, y viceversa. La red y su pequeña mascota redonda han prosperado juntas.

Nuestro Propósito —crear un impacto que trascienda— les ha dado a los profesionales de Deloitte un anclaje común al hablar de nuestra organización. Y aplicaremos el mismo principio a los elementos de apoyo de la marca de Deloitte, para que logremos consistencia al expresar nuestra marca a lo largo de la red.

El 15 de junio de 2016 refrescamos nuestra identidad de marca, con la que esperamos crear una arquitectura de marca y un sistema de identidad. De esta forma, sin importar la ubicación geográfica de nuestros clientes, con qué negocio interactúan, o qué dispositivo usa para contactar a nuestros profesionales, tenga una experiencia consistente y significativa en relación con Deloitte.

Todos los elementos clave que componen la identidad visual de Deloitte —logo, colores, tipografía, imágenes, y las aplicaciones en las que se encuentran— han evolucionado. Hemos construido nuestros nuevos elementos de identidad para brindar una experiencia de marca consistente, ya sea impresa, digital, o en un dispositivo móvil. Un objetivo con el que solo se soñaba en el 2003, pero que hoy en día es crucial.

La nueva identidad de marca de Deloitte va más allá de sus elementos visuales. También incluye el tono de toda nuestra comunicación, incluyendo la palabra hablada y escrita, y nos otorga la capacidad de expresar nuestra personalidad de forma segura, clara y humana.

Como una remodelación en el hogar, estos cambios tendrán lugar gradualmente. La mayoría de los elementos y materiales de marca relacionados con el nuevo sistema estarán listos para finales de agosto. Cambiar los elementos físicos tomará un poco más de tiempo, y será gestionado caso por caso para evitar gastos indebidos. No pasará de la noche a la mañana. Sin embargo, la transformación ha comenzado.

Estamos construyendo sobre los fuertes cimientos de nuestra identidad de marca existente, y haciendo una inversión en el desarrollo y crecimiento futuro de Deloitte como la marca líder en servicios profesionales.

No sabemos qué dispositivos de comunicación existirán dentro de 13 años, o incluso dentro de cinco. Lo que es indispensable hoy en día puede volverse obsoleto rápidamente. Lo que sabemos, sin embargo, es que la importancia de crear un impacto que trascienda perdurará. Nuestro Propósito es atemporal. Y nuestra identidad de marca se seguirá modernizando, como lo requerimos, para asegurar que Deloitte siempre sobresalga entre nuestros competidores.

Did you find this useful?