Deloitte en la prensa

Aseguradoras alistan primera autoevaluación de gobierno corporativo

Este artículo fue publicado originalmente en Diario El Pulso, el día 26/09/2016

Las compañías enfrentaron diversas dificultades, mientras que las auditoras advierten de riesgos, entre ellos el de caer en micro management.

El plazo está pronto a vencer. Este viernes 30 de septiembre, las compañías de seguros deben entregar el primer informe sobre gobierno corporativo, en el marco de la norma 408, que les obliga desde este año a responder un cuestionario de poco más de 60 preguntas de autoevaluación sobre la vigilancia de los directorios al interior de la compañía. En definitiva, una mirada de los directores respecto de su propio ejercicio e involucramiento en la gestión de riesgo, capital y estrategia en estas empresas.

Entre las auditoras comentan que la mayor parte de las aseguradoras ya tienen cerradas sus respuestas y que cumplirán bien con esta primera exigencia. Ello, porque para los entendidos se trata de la antesala a la conversión a ORSA (Own Risk Solvency  Assesment), la evolución de la supervisión basada en riesgo que lidera la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), en que se busca mejorar la gestión de riesgo de la industria conforme a patrimonio, y cuyo primer informe se debe entregar el 30 de septiembre de 2017.

En este sentido, el socio de consultoría para la Industria Financiera de EY, Rodrigo Leiva, explica que “el cuestionario viene a cubrir todos los ítems o características que tiene que tener un proceso de gestión de riesgos robusto y, por lo tanto, es un aporte en términos de dar las luces sobre cuáles son las condiciones básicas para cumplir con ORSA”, dice Leiva.

Proceso y riesgos

Los expertos coinciden en que durante el proceso de respuesta hubo una gran dificultad para las aseguradoras: la necesidad de sistematizar y/o formalizar procesos, que si bien existían en la práctica, no estaban dentro de una política establecida, como explica Ernesto Ríos, director área de Regulación Financiera de PwC Chile. Pero además, deben ser procesos aprobados, revisados y monitoreados por el directorio, agrega el experto.

Cristián Espinoza de Deloitte, agrega que otro de los problemas ha sido que “a nadie le gusta evidenciar el trabajo que hace y sobre todo cuando se trata de alta línea ejecutiva”. Sin embargo, esto ha logrado sortearse con éxito a través de entrevistas, documentando por primera vez esta información. De hecho sostiene que algunos directores no le han tomado el peso a esto, pero lo cierto es que la norma implica que la SVS va a controlar si lo que respondieron se cumple efectivamente en la práctica o no. “Hoy debes ser y parecer y demostrar que fuiste debidamente cuidadoso y diligente en el cargo ya que el estándar del directorio en Chile cambió totalmente”, acota el director de gobiernos corporativos de Deloitte, Felipe Divin. En esa línea, agrega que esta autoevaluación debió partir de las compañías. Sin embargo, aparentemente la SVS no ve ese real involucramiento de los directores de las aseguradoras y por eso lanza esta norma. No obstante Divin advierte que no cree que sea positivo llegar a un escenario de “micro management”, en que se fuerce un involucramiento extremo. “El rol del directorio es la estrategia y no el control de la administración, sino elegir a los gerentes adecuados. Administra a través de los gerentes”.

Desafíos

Parte de los temas que aborda el cuestionario podrían empujar el desarrollo de políticas que le faltaban, en aspectos como apetito de riesgo, políticas de compensación de ejecutivos, relación con asegurados y conducta de mercado. Ríos destaca este último punto, al afirmar que a partir de ahora la SVS está exigiendo mucho más que una buena venta, con fuerte énfasis en la asesoría, sobre todo en los productos más complejos, algo que todavía es incipiente en el sector, según el experto.

Otro tema son los riesgos de holding que también aborda el cuestionario. Según Leiva, a la SVS le preocupa es que los sistemas de gestión de riesgos sean robustos y lo que busca es atacar eventuales “contagios”. “Todavía aún no está claro cómo se va a regular, pero hay una preocupación de que la interior de las aseguradoras exista conciencia del riesgo y algún mecanismo de control”.

Jaime Barra, director advisory KPMG, explica que en empresas de holdings internacionales (como gran parte del mercado local), las nuevas exigencias podrían robustecer las mesas directivas con mayor presencia de directores nacionales, cambiando las estructuras, los mecanismos de comunicación con la matriz, y procesos de tomas de decisiones.

Did you find this useful?

Related topics