Deloitte en la prensa

Así cambiará el trabajo en la nueva era digital que ya está en marcha

Informe Deloitte

La era digital marca nuevas oportunidades en la forma en la que se construyen empresas, la adaptación a este mundo es clave.

Artículo publicado el 15 de marzo de 2017 en Diario Financiero.

    Los avances en la tecnología han extendido transformaciones en todas las actividades humanas. La forma en que trabajamos no es la excepción a este proceso y así lo constata el informe anual “Global Human Capital Trends 201 7: Rewriting the rules for the digital age” (Tendencias Globales del Capital Humano 2017: Reescribiendo las reglas para la era digital), elaborado por Deloltte, que considerando la visión de más de 10,000 responsables en recursos humanos de 140 países, elaboró una lista de las diez tendencias que marcarán el ritmo de las relaciones laborales en los próximos años.

    La primera tendencia apunta a la forma en que se organizan las plantillas del personal. El estudio indica que se debe pasar de una jerarquía a una redarquía, compañías construidas en base a redes internas. Se trata de configurar equipos enfocados a un producto o servicio en concreto y no tanto a algunas funciones, la clave es montar grupos de trabajo en base a profesionales multidisciplinares.

    Actualmente la trayectoria laboral es mucho más larga y la media juega entre los 60 y 70 años. Sumado a que el tiempo de permanencia en una empresa será de cuatro o cinco años. En este contexto, el 83% de los encuestados reconoce la relevancia de implantar sistemas flexibles que permitan decidir a los profesionales hacia donde desean orientar sus carreras.

    Otro aspecto a considerar es la evolución y el nuevo enfoque de los departamentos de Recursos Humanos. Hoy, la tecnología juega un papel fundamental en las tareas de reclutamiento y aunque las empresas están invirtiendo mucho dinero en la automatización, lo cierto es que en la gestión de personas aún es una asignatura pendiente, la que debe estar enfocada en una selectiva adquisición del talento idóneo.

    El 79% de los empresarios sondeados afirman que es vital mejorar la relación que se tiene con los distintos equipos, el informe concluye ante este tema que en esta era tecnológica la experiencia de los empleados es más importante que nunca, inclusive mayor que la de los clientes.

    La automatización ha traído avanzados modelos de evaluación basados en sistemas digitales que realizan un seguimiento exhaustivo del rendimiento de los empleados, mejorando el feedback dentro de la plantilla y el desarrollo de los distintos proyectos.

    Hoy se buscan perfiles más ágiles, diversos y jóvenes para que ocupen posiciones de mando y es momento de dar paso a un mandato digital capaz de gestionar a los nuevos equipos. Sin embargo, más del 60% de las empresas se niega a invertir en formas de liderazgo diferentes.

    A la hora de implantar estructuras disruptivas, las organizaciones deben tener en cuenta principalmente tres áreas: las necesidades de las fuerzas trabajadoras, los cambios en los espacios de trabajo y la nueva forma de operar de los expertos en recursos humanos. Cuestiones básicas como equilibrar modelos de gestión con la cultura de innovación, sistemas de comunicación que favorezcan el sentir de pertenencia y cómo deben adaptarse a las herramientas digitales los recursos humanos, son algunos de los principales temas.

    Aunque el 79% de los encuestados reconoce la importancia de metodologías de datos con los empleados, solamente el 8% ha creado modelos matemáticos que les ayuden en la gestión de personas. Sin embargo, las perspectivas son buenas y los datos indican que aumentará su implantación con el objetivo de decidir mejor cómo aumentar la productividad y el bienestar de sus empleados.

    Las organizaciones de la era digital se configuran a partir de redes de equipos y, por ello, es fundamental crear entornos que faciliten el diálogo y la incorporación de distintos estilos de trabajo, favoreciendo tanto la diversidad como programas de inclusión. El mercado cada vez es más global y las empresas de todo el mundo tienen el reto de crear modelos en los que se tengan en cuenta a todo tipo de profesionales.

    La llegada de la robótica al mundo del empleo ha reinventado la manera de trabajar y gestionar las plantillas. La gig economy ha traído fórmulas de empleo diferentes, ha creado ocupaciones disruptivas y ha hecho que las habilidades sean cruciales en cualquier profesión, obligando a construir organizaciones con vista hacia el futuro.  

Ver: Human Capital Trends 2017

Las nuevas reglas 

Diseño: El 88% de las compañías considera que necesita rediseñar sus estructuras para tener éxito en la era digital; mientras el 90% está investigando cómo ser una “organización del futuro” y sólo el 9% ha entendido cómo mejorar sus redes internas. El 11% se siente capaz de convertirse en una organización del futuro.

Robótica: Alrededor del 36% de las firmas asegura que el departamento de recursos humanos interviene como asesor de alguna manera en el área de implementación de la inteligencia artificial y robótica. Sólo el 4% afirma que lo está haciendo de forma activa y el 65% está mínimamente involucrado.

Nuevas carreras: El 65% de las empresas tiene modelos de empleo flexibles. Sólo el 19% mantiene los formatos tradicionales.

Fórmulas de trabajo: El 51% de las empresas espera subir la contratación por proyectos. El 16% cree que aumentará en forma significativa el trabajo por proyectos.

Liderazgo: El 78% de las empresas considera que la transformación digital del liderazgo es importante y el 42% lo ve como muy importante. Sólo el 5% cuenta con programas en el ámbito digital y el 65% no dispone de iniciativas que potencien las habilidades digitales.

Did you find this useful?