Análisis

Sueldos base e ingreso mínimo: Ley 20.281

Una mirada a la Jurisprudencia de los Tribunales

El 21 de julio de 2008 se publicó en el Diario Oficial la Ley N° 20.281 que modificó el Código del Trabajo. En su artículo 42 estableció que ningún trabajador sujeto a jornada ordinaria completa puede recibir un sueldo base inferior a un ingreso mínimo mensual.

Los empleadores que a la fecha de entrada en vigencia de esta ley hubiesen pactado sueldos base inferiores a un ingreso mínimo mensual en los contratos de trabajo debían ajustar la diferencia (entre el sueldo base convenido y el ingreso mínimo), con cargo a los emolumentos variables del trabajador, dentro de seis meses desde la entrada en vigencia de la ley. Esto debía reflejarse en las respectivas liquidaciones de remuneraciones.

De esta forma, si un trabajador contratado con anterioridad al 21 de julio de 2008 percibía como sueldo base $100 mil, a partir de esa fecha y en el plazo de seis meses antes indicado, el empleador debía proceder a ajustar la diferencia con cargo a sus remuneraciones variables, restando de ellas los $59 mil que faltaban para llegar al ingreso mínimo, e incorporando tal suma en su sueldo base.

Una vez transcurridos los seis meses que otorgó la ley para proceder a este ajuste, comenzaron a presentarse demandas por parte de los trabajadores, solicitando el pago de las diferencias de sueldo base, por haber percibido un sueldo base inferior al ingreso mínimo mensual.

Los demandantes sostenían que solo durante los primeros seis meses de vigencia de la ley las diferencias entre el sueldo base y el ingreso mínimo podían ser de cargo del trabajador, pero que una vez transcurrido ese plazo, era de cargo del empleador completar el monto necesario para igualar el sueldo base al ingreso mínimo.

Inicialmente la Corte Suprema sostuvo que este ajuste debía continuar de la misma forma, incluso más allá de vencido el lapso de seis meses de vigencia de la ley. No obstante que los nuevos reajustes legales que la ley fijare para el ingreso mínimo mensual debían ser de cargo del empleador en su totalidad. 

Sin embargo, en Octubre de 2014, la Corte Suprema resolvió un recurso de unificación de jurisprudencia, en el cual modificó el criterio anterior, señalando que el empleador podía cargar el ajuste de sueldo base a las remuneraciones variables del trabajador únicamente durante el plazo de seis meses de iniciada la vigencia de la ley.

Cabe señalar que las decisiones de la Corte Suprema solo son vinculantes para las partes de aquellos juicios específicos en que se dictan, por lo que no es posible tener certeza de cuál será el criterio imperante en otros casos. En este sentido, es altamente recomendable analizar la forma en que su empresa ha aplicado la normativa, para anticiparse a los eventuales efectos que pudieran derivar de estas diferencias de interpretación.
 

Did you find this useful?