Deloitte Insights

Cuidados de la salud: La manera correcta

Casos de estudio global: reducción en cuidados de la salud de "bajo valor"

En los Estados Unidos se desperdician anualmente miles de millones de dólares en servicios de atención médica de "bajo valor", como son, exámenes de diagnóstico innecesarios, viajes a la sala de emergencias y cirugías evitables. Explore cómo algunas organizaciones en todo el mundo usan enfoques y tecnologías innovadores para combatir este problema.

Los servicios de atención médica de baja calidad, nulos o inclusos y los servicios prestados de una manera insegura o ineficiente, tienen un impacto negativo en los pacientes. Algunos servicios ampliamente utilizados son clínicamente inapropiados para la mayoría de los pacientes en muchos de los casos. Los ejemplos incluyen hacer un Electroencefalograma para un dolor de cabeza sin complicaciones o una tomografía computarizada o resonancia magnética para un dolor lumbar en pacientes sin signos de un problema neurológico. Más ejemplos de atención ineficientes son el uso indebido de algunos medicamentos, incluidos opioides y antibióticos, lo que ha creado problemas en el abuso de estas drogas y bacterias resistentes a los antibióticos.

La reducción de la atención de baja calidad ha demostrado ser una tarea difícil y lenta. Sin embargo, hacerlo probablemente sea esencial si queremos reducir los costos al mismo tiempo que buscamos la innovación y mejoramos la calidad de la salud y sus resultados. Además, la atención de “bajo valor” que surge de los errores médicos y las ineficiencias operativas en la prestación del servicio puede resultar en resultados adversos para el paciente, costos excesivos (incluido el fraude) y una experiencia deficiente para paciente. Reducir y, en última instancia, eliminar los servicios de bajo valor son probablemente esenciales para lograr una atención basada en la buena calidad y en la cual la eficacia de un tratamiento en última instancia ayuda a determinar su valor.

El Centro Deloitte para Soluciones de Salud llevó a cabo una investigación exhaustiva y entrevistó a expertos para saber qué funciona a nivel mundial si queremos reducir la atención médica de baja calidad. Los estudios de diferentes casos, que abarcan 10 organizaciones en cinco países diferentes, iluminan cuatro vías para reducir la atención médica de baja calidad:

  1. Brindar la atención adecuada: restringir los servicios que ofrecen pocos o ningún beneficio para el paciente.
  2. Ofrecer atención en el entorno correcto: reducir la utilización injustificada del departamento de emergencia.
  3. Ofrecer atención de forma segura: hacer frente a las fallas de seguridad.
  4. Brindar cuidados de la manera correcta: eliminar las ineficiencias en la sala de operaciones.

Para saber más descarga nuestro estudio online.

Ofrecer atención en el entorno correcto: reducir la utilización injustificada del departamento de emergencia
Ofrecer atención de forma segura: hacer frente a las fallas de seguridad
Did you find this useful?