salud

Análisis

Hacia un sistema de salud sustentable

Perspectiva Global del Cuidado de la Salud 2017 

Por Ricardo Martino, socio de Deloitte

La salud es una de las principales preocupaciones del ser humano, tanto de manera individual como colectivamente, y es sin duda, uno de los ítems en lo que más gastan los gobiernos del mundo. Tanto así que se espera que para el 2020 los proyectos para el cuidado de la salud a nivel mundial aumenten alcanzando los 8.7 trillones de dólares, así lo indica el estudio "Perspectiva global del Cuidado de la Salud" (Global Health Care Outlook) de Deloitte, estudio que anualmente muestra las distintas tendencias de la industria.

Si bien los desafíos y tendencias no han cambiado mucho en los últimos años,  el estudio indica que para hacer frente a estos cambios constantes se debe poner énfasis en los costos; los problemas y soluciones que impactan en la entrega del servicio de salud; en la innovación como un impulsor de la eficiencia de costos; en las crecientes y cada vez más exigentes regulaciones locales y mundiales; así como también en las operaciones.

La industria chilena no está ajena a estos desafíos, es más, si se analiza el aumento de los costos de nuestro país y lo comparamos con el de otras naciones más desarrolladas, nos damos cuenta que, en Chile, el gasto (en relación a lo que representan respecto del PIB) ha aumentado progresivamente, mientras que los demás se han mantenido.

Este aumento en los costos se debe en primera instancia a factores como crecimiento económico, demográfico, inversión tecnologica, cambios en el estilo de vida, crecimiento de los costos de producción, aumento de Subsidio de Incapacidad Laboral (SIL), los que junto al deterioro de indicadores financieros como baja liquidez y un deterioro en las utilidades de isapres, clínicas y hospitales, producen lo que podríamos denominar “síntomas de un sistema enfermo”.

El escenario que hoy enfrenta el mercado de la salud en Chile denota la necesidad de adaptar el modelo a los nuevos tiempos, ya que -al igual que en otras industrias- se debe apuntar hacia la eficiencia, implementando -por ejemplo- nuevos modelos de compras, haciendo calzar los plazos de las cuentas por cobrar y cuentas por pagar, gestionando de manera eficiente y con sistemas que trabajen en línea el ciclo de ingresos de la atención, cobranzas e inventariado y mejorando la productividad clínica,  entre otros. Todos estos elementos son indispensables para la generación de valor.

La tendencia mundial es clara, por lo que es necesario comenzar a trabajar para revertirla. Las cúpulas administrativas deben tomar decisiones que apunten a hacer más sustentable sus organizaciones y el sistema de salud actual; al realizar diagnósticos acuciosos, que identifiquen las enfermedades y generen un tratamiento único para cada organización, con el fin de mejorar el modelo y hacer perdurar el éxito de sus organizaciones.  

Did you find this useful?