Perspectivas

Oportuni­dades de Centros de Servi­cios Compar­tidos (CSC) en Latino­américa

Guía mercado por mercado

El mercado de los Servicios Compartidos en Latinoamérica no es un escenario homogéneo, sino un conjunto de diversos mercados individuales, cada uno con fortalezas, debilidades y oportunidades únicas. Deloitte ha analizado en profundidad algunos de los principales mercados latinoamericanos para los servicios compartidos, y ha preparado una guía con los mayores puntos a favor y en contra de cada país.

Explorar Contenidos

Centros de Servicios Compartidos en Latinoamérica

Latinoamérica se ha convertido en una región atractiva para establecer Centros de Servicios Compartidos, aunque no existe una “fórmula única” para aplicar en toda la región, pues cada país presenta diferentes escenarios políticos, regulatorios y económicos.

Las compañías que buscan entrar en el mercado latinoamericano de Centros de Servicios Compartidos deben considerar cuidadosamente sus necesidades, prioridades estratégicas, y tolerancia al riesgo antes de escoger una ubicación.

En el presente documento Deloitte analiza las fortalezas y oportunidades para los mercados de Servicios Compartidos en Latinoamérica, destacando las ideas que creemos forjarán el potencial de los países latinoamericanos para convertirse en destinos exitosos para operaciones de Servicios Compartidos, tanto hoy como en el futuro.

No existe una “fórmula única” que se pueda aplicar en toda le región. Analizamos asuntos específicos que los líderes de negocio deben considerar en cada mercado.

Argentina busca volver a la gloria, luego de ser un destino ideal para los Servicios Compartidos

Argentina fue durante largo tiempo un destino atractivo para los Centros de Servicios Compartidos, gracias a su mano de obra educada y capaz, con un riesgo mínimo asociado a desastres naturales, y un costo de mano de obra a la par con sus vecinos.

Sin embargo, la velocidad con que las empresas abren CSC en Argentina ha disminuido considerablemente en los últimos años, en gran parte debido a sus altos indicadores de inflación y el alto costo de hacer negocios para las entidades extranjeras.

La elección de un nuevo presidente en noviembre de 2015 fue un punto de inflexión crítico para Argentina. Las decisiones políticas y económicas de esta administración pueden devolver a Argentina entre los destinos más atractivos para los Centros de Servicios Compartidos.

Las organizaciones que puedan mitigar riesgos y “comprar barato” en el mercado de centros de servicios compartidos, tienen el potencial de capturar una oportunidad de crecimiento significativa.

Costa Rica: La entrada ideal es crítica para el éxito al largo plazo

El mercado de centro de servicios compartidos en Costa Rica ha sido uno de los más elegidos por las multinacionales, desde el año 2000 entre 6 y 7 compañías protagonistas en sus respectivos mercados han ingresado anualmente a Costa Rica. Aunque esto ha sido beneficioso para el desarrollo general de la región, también ha creado nuevos desafíos para las compañías que buscan crear grandes centros.

¿Por qué? Costra Rica tiene una población relativamente pequeña (~4,9 millones) y puede estar alcanzando límites superiores a su potencial de crecimiento. Las compañías que buscan entrar en el mercado deben analizar cuidadosamente sus necesidades actuales y planes de crecimiento futuro, para evitar la escasez de talento. Basta que un actor cause disrupción en este delicado recurso para crear un escenario insostenible, con conflictos de oferta y vacíos de capital humano, que amenacen la viabilidad de costos de todo el ecosistema de servicios compartidos.

Para el éxito a largo plazo es esencial tener un planeamiento apropiado y un sólido entendimiento de la industria de servicios compartidos en Costa Rica.

México: La inestabilidad reciente no debería afectar la reputación de los servicios compartidos

Durante los últimos años, los pronósticos económicos de México han pasado de la euforia a la decepción. Una variedad de complicaciones –incluyendo recortes del gasto público, una caída drástica de los precios del petróleo, e inestabilidad geopolítica– han opacado las fortalezas inherentes de México como ubicación para establecer Centros de Servicios Compartidos, dejando a México en una mala posición a ojos de las compañías que buscan establecerse en Latinoamérica.

México todavía presenta ventajas comparativas para las compañías que buscan abrir centros de servicios compartidos en Latinoamérica: la geografía, el talento disponible y las iniciativas gubernamentales para estimular el ingreso de empresas, son solo algunas.

Si bien debería estar entre las primeras alternativas que cualquier organización contempla para entrar en Latinoamérica, México también tiene riesgos –su lento crecimiento, el riesgo de desastres naturales, además de amenazas de violencia- que deben ser considerados cuidadosamente.

Did you find this useful?