Análisis

Seis principios para una mejora inteligente de los procesos

¿Por qué algunos métodos tienen éxito en la mejora de procesos y otros no?

Los enfoques que se utilizan para la mejora de procesos de negocio pocas veces experimentan cambios en el tiempo. Las personas suelen saber cuáles mejoras de procesos funcionan, y siguen aplicando estas metodologías como lo han hecho por décadas. Sin embargo, a pesar de esas décadas de historia para aprender, las empresas todavía tienen dificultades para distinguir cuáles de sus esfuerzos para la mejora de procesos son más exitosos.

Explorar Contenidos

El estudio de Deloitte “Process Intelligence: Six Tenets of Intelligent Process Improvement” explica los seis principios de una mejora inteligente de los procesos utilizando distintas metáforas. Por ejemplo la historia de Cliff Young, un granjero de 61 años que ganó una maratón enfrentándose a deportistas de alto rendimiento que solían practicar 18 horas diarias. Su método para ganar la maratón fue caminar lentamente en las noches mientras los otros corredores dormían para recuperar su energía.

La victoria de Young lo catapultó a la fama en Melbourne, Australia y desde entonces esa maratón de 875KM fue bautizada “Cliff Young, 6 días maratón en Australia” dando inició una nueva era en la ejecución de las maratones.

¿Por qué tienen éxito algunos procesos y otros no? Este documento presenta seis principios para ayudar a las empresas que piensan ir más allá de lo que actualmente es "conocido", y traer más "inteligencia" en la mejora de procesos.

“Process Intelligence: Six Tenets of Intelligent Process Improvement”

Los seis principios

1) Desafiar a la sabiduría convencional: Muchas organizaciones se ven limitadas por los procesos convencionales, al igual que los deportistas de alto rendimiento que competían con Cliff. Un enfoque incoherente puede aumentar la eficacia en la mejora de procesos.

2) indagar más allá del mapeo de procesos: una práctica comúnmente aceptada es utilizar mapas conceptuales como una herramienta principal para la ejecución de proyectos, sin embargo, este suele ser un método con muchas limitaciones.

3) Seguir los hechos: Normalmente no faltan las opiniones al momento de crear un plan para mejorar los negocios, pero cuando los equipos se guían solo por las opiniones se suele llegar a una conclusión equivocada.

4) Enfocarse en la raíz del problema y no en los síntomas: Muchas empresas fallan a la hora de saber cuál es la raíz del problema, esto provoca que generen una “solución parche”, costosa e insostenible en el tiempo.

5) Que todos naden al mismo puerto: Ante la falta de liderazgo, los equipos suelen encallar antes de llegar a puerto. Los esfuerzos en la mejora de los procesos pueden tener buenas intenciones, pero si algunos miembros del equipo no los aceptan y no los hacen parte de su trabajo, será difícil que se logre concretar la estrategia.

6) Dos cabezas piensan mejor que una: Si bien la capacitación es esencial para obtener habilidades y conocimientos, el entrenamiento y la tutoría son los factores que ayudan a las personas a aplicar el aprendizaje en el mundo real. Es mejor aprender lo que estás haciendo junto a alguien que te guíe en el proceso que intentarlo solo.
 

Did you find this useful?

Related topics