Ideas

Panorama regulatorio del sector financiero para Latinoamérica y el caribe 2019

Subiendo la vara

El Centro de Estrategia Regulatoria para Latinoamérica y el Caribe (“LCRS” por sus siglas en inglés) comenzó su operación a mediados del 2018 como una de las tres ramas de los Centros Regionales de Estrategia Regulatoria en las Américas, sumándose a los ya existentes centros de Canadá y Estados Unidos. A través del diálogo permanente con las instituciones de servicios financieros, asociaciones comerciales, reguladores, supervisores y otros grupos de interés, el LCRS es una fuente de pensamiento crítico y asesoramiento, diseñado para ayudar a clientes a anticiparse a los cambios y responder con confianza al impacto estratégico de las tendencias y asuntos regulatorios a nivel nacional, regional e internacional.

El panorama regulatorio del sector financiero para Latinoamérica y el Caribe (LATAM), es una publicación inaugural del LCRS, que analiza las tendencias regulatorias regionales claves que el sector financiero necesitará monitorear y direccionar durante este año.

A modo de contexto, tras una contracción económica en 2016, el crecimiento en LATAM se tornó positivo en los últimos dos años con una alta probabilidad de mantener este momentum para 2019, debido tanto a un entorno externo favorable como a una mejora en las condiciones locales. Este crecimiento económico proporciona una base sólida para que la industria financiera se enfoque en los diversos desafíos que comienza a enfrentar, lo cual hace de 2019 un año crítico tanto para las instituciones financieras, los reguladores y los supervisores, para reevaluar lo adecuado de sus prácticas de gestión – nacional y regionalmente – a la luz de los desafíos que se avecinan.

Dos temas importantes permean cada uno de los tópicos desarrollados a lo largo de este reporte: la irrupción tecnológica y la necesidad de prácticas y culturas integrales de gestión de riesgos. Muchas instituciones financieras han intentado implementar soluciones aisladas para responder a los nuevos riesgos que enfrentan, tales como las amenazas cibernéticas, los delitos financieros, la protección de datos, entre otros. Mientras que este enfoque puede funcionar en el corto plazo, una reevaluación del marco y la cultura de gestión de riesgos en las instituciones financieras es necesaria para desarrollar un enfoque estratégico, comprehensivo y funcional a los desafíos ad-portas. Adicionalmente, un componente crítico en esta reevaluación son las nuevas oportunidades que trae la transformación digital en la industria. El nuevo y poderoso sector fintech, la inteligencia artificial, la tecnología cognitiva, la automatización robótica de procesos, entre otros, deberían ser incorporados en las decisiones estratégicas de modo de capturar sus beneficios y modernizar los modelos de gestión de riesgos en las organizaciones.

Did you find this useful?