Análisis

La Nueva Gene­ración de los Re­por­tes de Sus­ten­ta­bilidad

Regulaciones, normativas y desafíos

La gestión y la divulgación del desempeño sustentable, de acuerdo con estructuras de información reconocidas, demuestra el compromiso de la organización para proporcionar información creíble, confiable y significativa para sus grupos de interés.

Durante las últimas décadas, los principales impulsores de valor del negocio han cambiado significativamente. Anteriormente se daba seguimiento al desempeño del mercado de capitales y a los activos tangibles de una organización. En cambio, hoy por hoy, los activos intangibles están fuertemente correlacionados con la plusvalía y el valor de la marca. Entre estos activos se encuentra la investigación y el desarrollo, la gestión de marca, la reputación, la gestión de los factores sociales y ambientales externos, y la licencia social para operar.

Los indicadores financieros históricos no capturan con eficacia la creación de valor a largo plazo de una empresa, sino que sirven como indicadores de desempeño a corto plazo. La nueva mirada sobre los generadores de valor reconoce la importancia del desempeño social y ambiental a través de los mecanismos del mercado, exigiendo que las empresas proporcionen una mayor transparencia en torno a este tema. En este contexto, los Reportes de Sustentabilidad cobran mayor relevancia a la hora de comunicar la gestión integrada en términos económicos, sociales y ambientales de una organización.

La relevancia y fiabilidad de la información de sustentabilidad se está convirtiendo en un elemento clave para las compañías, y esto se refleja en el crecimiento de la cantidad de Reportes de Sustentabilidad en los últimos años.

Quienes toman las decisiones están utilizando esta información para proteger, aumentar o crear valor, pero para esto es necesario que la información divulgada sea confiable, de ahí nace la necesidad de que los Reportes de Sustentabilidad tengan un proceso de verificación independiente realizado por una tercera parte, que garantice la veracidad y objetividad de la información reportada.

 

Evolución del Regulador a nivel Global

En abril de 2014, el Parlamento Europeo aprobó una directriz sobre la divulgación de información no financiera y de diversidad en aproximadamente seis mil organizaciones de interés público, pertenecientes a 28 estados miembros de la Unión Europea. Esta directriz requerirá que las empresas mencionadas informen de: los permisos ambientales y sociales, relaciones laborales, lucha contra la corrupción, y medidas para evitar casos de soborno.

Las empresas podrán utilizar los estándares internacionales, europeos o nacionales que consideren apropiados. Algunas alternativas son: las Directrices del Global Reporting Iniciative (GRI), Directrices del Consejo Internacional de Reporte Integrado (IIRC), Pacto Mundial de las Naciones Unidas, ISO 26000, entre otros.

Evolución del Regulador en Chile

El lunes 8 de junio 2015, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) publicó la “Norma para Difusión de Información Respecto a las Prácticas de Gobiernos Corporativos Adoptados por las Sociedades Anónimas Abiertas”. Esta norma tiene por objetivo mejorar la información que entregan las sociedades anónimas abiertas en materias de gobierno corporativo, responsabilidad social y desarrollo sustentable. Entre otros puntos, la norma establece:

  • Adopción de un modelo de Gestión que considere políticas, metas y seguimiento en materia de responsabilidad social y desarrollo sustentable, en base a estándares internacionales como la ISO 26000:2010
  • Identificación de Grupos de Interés
  • Gestión de Riesgos Socioambientales o relacionados con Sustentabilidad
  • Desarrollo de Reporte de Sustentabilidad en base a los Principios y Estándares de Reportes y Difusión de la Global Reporting Initiative (GRI) o estándar de Reportes Integrados (IR)

Bajo esta perspectiva, las empresas y organizaciones que operan en Chile (y principalmente las Sociedades Anónimas Abiertas) deberán reportar información no financiera, considerando que la gestión integrada de sustentabilidad está mejorando el desempeño bursátil, las condiciones locales de la comunidad y de otros grupos de interés.

8 grandes desafíos de la sustentabilidad corporativa

Si bien los estándares para el desarrollo de un reporte de sustentabilidad están disponibles para cualquier empresa que quiera implementarlos, la nueva generación de reportes tiene al menos ocho grandes desafíos relacionados con la sustentabilidad en las empresas, estos son:

  1. ¿Cómo pueden las empresas actuar hoy para los desafíos del mañana?
  2. ¿Cómo pueden las empresas diseñar programas de sustentabilidad flexibles, que puedan adaptarse a los cambios de liderazgo, crisis económicas, cambios políticos y regulatorios
  3. ¿Cómo pueden las empresas participar más eficazmente con los diferentes grupos de interés, incluyendo las organizaciones no gubernamentales? 
  4. ¿Cómo pueden las empresas combatir la indiferencia de los consumidores, para construir un apoyo activo a las iniciativas de sustentabilidad?
  5.  ¿Cómo pueden las empresas crear una conexión pragmática entre sustentabilidad e innovación?
  6. ¿Cómo pueden las empresas mejorar el rendimiento general mediante la incorporación de la sustentabilidad en toda su cadena de valor? 
  7. ¿Cuáles son las medidas apropiadas para el desarrollo sustentable de los recursos naturales, basadas en la exportación y el crecimiento de la economía en Chile? 
  8.  ¿Cuáles son las mejores formas para que las empresas identifiquen, comprendan y respeten los intereses de las comunidades indígenas en materia de sustentabilidad?, y ¿Cómo incluyen las empresas el relacionamiento con las comunidades indígenas a la hora de discutir proyectos que afecten a sus intereses? ¿Cómo se hacen cargo de la diversidad e inclusión?

La nueva generación de Reportes de Sustentabilidad permite a una organización informar a sus respectivos grupos de interés, basada en datos que surgen de una gestión sustentable sólida, que refleje lo esencial como el cumplimiento pleno de la normativa aplicable en temas económicos, sociales y ambientales. Asimismo, de todas las iniciativas adicionales que den respuestas a las expectativas de los otros grupos de interés, centrándose en indicadores clave en materia económica, social y ambiental

Al abordar estos desafíos, las empresas no solo podrán hacerlo mejor como empresas responsables o buenos ciudadanos corporativos, sino que podrán hacer mejores negocios, que les permitan un máximo aprovechamiento de las prácticas de sustentabilidad para impulsar e incrementar el valor de los accionistas, e impulsar el crecimiento y reducción del riesgo en el corto, mediano y largo plazo.
 

Did you find this useful?