Perspectivas

Solvency II

Desafíos de solven­cia para la indus­tria de segu­ros en Chile

Las compañías de seguros en Chile se enfrentarán en los próximos años a una iniciativa integral que impactará su capacidad de solvencia.

La SVS ha definido que el primer informe ORSA (own risk and solvency assessment) se emita en septiembre de 2017.

Si bien el sector es considerado por los especialistas como muy solvente, dada su regulación conservadora y sus buenos márgenes de capitalización, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) decidió impulsar la implementación de Solvency II, estándar internacional que tiene como objetivo fortalecer el capital y solvencia de las aseguradoras, y que en Chile se exigirá a través de la Norma de Carácter General (NCG) Nº 309.

El gran desafío para el sector es avanzar en el diseño y uso de modelos internos, que cada compañía aseguradora debe desarrollar tomando en cuenta sus políticas de gobierno corporativo (governance) y una gestión integral del riesgo y el capital.

La experiencia internacional señala que mientras mejor y más eficiente sean el gobierno corporativo, la gestión integral de riesgo y el capital, se mitigarán más riesgos, y es probable que la necesidad de capital sea menor. Lo que es una muy buen noticia, si consideramos que el costo de capital no es despreciable y la exigencia sobre el mismo es aún mayor.

Durante la experiencia de Deloitte asesorando a clientes de Europa y Norteamérica en la implementación de éste estándar hemos recopilado una serie de lecciones, que serán de gran utilidad para la industria nacional. La más importante es que la implementación debe ser adecuada a la realidad y objetivos estratégicos de cada entidad, tomando como piso la exigencia regulatoria.

Además, resulta interesante concebir la adopción de esta norma como la oportunidad cierta de gestionar la información que nace luego del proceso de implementación y de los conceptos de gestión de capital, que se espera puedan ser comunicados y gestionados por la alta administración y por toda la entidad.

Asimismo, es recomendable considerar la implementación de Solvency II como un proceso de largo plazo, con desafíos en lo organizativo y de colaboración entre las principales áreas de la entidad. Por ejemplo, en países como Canadá, luego de un año y medio de implementación aún existe una brecha importante entre su óptimo funcionamiento, conocimiento y la realidad actual.

Principales desafíos para la Industria Chilena

  • Mejoramiento y fortalecimiento del gobierno corporativo
  • Integrar ORSA (own risk and solvency assessment) al plan estratégico de negocio
  • Declarar y monitorear el apetito al riesgo
  • Proyectar y comunicar las necesidades actuales y futuras de capital
  • Inclusión y análisis de escenarios de estrés
  • Diseñar planes de reposiciones de capital

La expectativa de la SVS es que la implementación de Solvency II sea gradual y avance de forma sistemática, lo cual deja al sector en un muy buen pie para la adopción. Sin embargo, el plazo fijado por el regulador para la emisión del primer informe ORSA es septiembre del 2017, por lo que las entidades deben apresurarse para entender la norma, asignar los roles y responsabilidades y afrontar el largo proceso de diseño e implementación de este estándar internacional.

Did you find this useful?