Análisis

Continúan las fiscaliza­ciones sobre Precios de Transfer­encia

Esta nueva oleada de fiscalizaciones del SII se caracteriza por solicitudes de información más específicas y acertadas, en relación al tipo de contribuyente e industria

A casi tres años de la reforma tributaria en la que se incorporó el Artículo 41 E, con la actual normativa de Precios de Transferencia, el SII se ha mostrado muy activo en las solicitudes de información a compañías de diferentes sectores industriales, así como en fiscalizaciones a contribuyentes específicos.

En estos años el SII ha logrado capitalizar la experiencia ganada en anteriores fiscalizaciones, estudiando y madurando los diferentes temas que se están discutiendo a nivel mundial en materia de precios de transferencia, para hacer sus requerimientos cada vez más específicos y “a la medida” del contribuyente y su industria.

Algunos ejemplos de la información que el SII está solicitando son: datos sobre la malla societaria del grupo económico, sus clientes y proveedores, el detalle específico del tipo de productos vendidos, la utilización de “traders” o intermediarios en la cadena de comercialización, así como la especificación de fuentes de financiamiento.

Esta información permite configurar rápidamente un estudio de mercado de diferentes industrias y es utilizada oportunamente para determinar las funciones, activos, los riesgos del contribuyente y las partes relacionadas con las que mantiene transacciones. De la misma forma, permite detectar operaciones que no hayan sido informadas en la declaración jurada de precios de transferencia, o que no estén recibiendo el adecuado tratamiento, por ejemplo respecto de la selección de métodos de análisis.

Es importante recordar que la tendencia local se enmarca en una situación mundial, en la cual la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha iniciado un “Plan de Acción contra la Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios” (BEPS: Base Erosion and Profit Shifting). Dentro de este plan se han definido 15 acciones (incluidas acciones relacionadas con precios de transferencia) que tienen por finalidad dotar a los países con herramientas y reglas domésticas e internacionales, para lidiar con el desafío de asegurar que la imposición se lleve a cabo en el lugar donde la actividad económica se desarrolla y donde realmente se ha creado el valor agregado.

Ante esta situación local y global, los contribuyentes deberán ser capaces de documentar adecuadamente sus políticas de precios de transferencia actuales, así como de planificar aquellas nuevas operaciones a realizar con sus partes relacionadas.

Did you find this useful?