Análisis

De las máquinas de escribir a la IA: Deloitte, gobiernos y la Comisión de Dockery

La reputación de Deloitte como consultor para los gobiernos en la implementación de nuevas tecnologías se remonta a antes de la fundación de Haskins & Sells (predecesor de Deloitte LLP) en los Estados Unidos.

La Industria 4.0 está revolucionando los negocios, las comunicaciones, nuestra vida cotidiana y nuestros gobiernos. Y como lo ha hecho durante más de un siglo, el sector público recurre a Deloitte para obtener experiencia sobre cómo usar la tecnología para servir mejor a los ciudadanos.

De hecho, Deloitte en los Estados Unidos podría no existir si no fuera por el trabajo del sector público. En su primer discurso inaugural en 1885, el presidente Grover Cleveland pidió "una reforma en la administración del Gobierno y la aplicación de los principios comerciales a los asuntos públicos". En respuesta a este llamado a la acción, el Congreso creó la Comisión Dockery, que contrató a los auditores Charles Waldo Haskins y Elijah Watt Sells para investigar los sistemas de conservación de registros del gobierno federal y hacer recomendaciones para mejorar. Era la primera vez que el gobierno de los Estados Unidos contrataba contadores públicos.

Haskins y Sells encontraron edificios llenos de registros que se desbordaban por los pasillos. Encontraron departamentos y áreas de oficina con años de atraso en su trabajo. Y vieron cómo los empleados copiaban cartas a mano, unas dos décadas después de la introducción de la máquina de escribir comercial.

Como parte de la Comisión Dockery, Haskins y Sells hicieron varias recomendaciones, incluida la revisión de un sistema contable vigente desde que Alexander Hamilton fue el primer Secretario del Tesorería. Algunas de las medidas más efectivas incluyeron una reducción dramática en la copia y un aumento en las máquinas de escribir. Estos cambios contribuyeron a lograr ahorros anuales por más de $ 600,000.

Después de pasar dos años en Washington, los dos hombres establecieron Haskins & Sells en Nueva York en 1895. Sus primeros clientes incluyeron entidades del gobierno federal, incluida la Oficina de Correos de EE. UU. (También un cliente de Deloitte, Plender, Griffiths & Co.) y los gobiernos de las ciudades de Chicago, Brooklyn, Atlanta, Houston y La Habana, Cuba.

Más de 50 años después de la Comisión Dockery, el socio gerente de Haskins & Sells, Arthur H. Carter, yerno de Elijah Sells, sirvió a susucesora, la Comisión Hoover. Y a medida que la computadora transformó el lugar de trabajo durante la Tercera Revolución Industrial, los gobiernos acudieron a la práctica pionera de consultoría de Touche, Ross, Bailey & Smart, estableciendo a la firma como otro proveedor líder de experiencia para el sector público.

Hoy, en medio de la Cuarta Revolución Industrial, Deloitte está ayudando a los clientes del sector público a adoptar las tecnologías de última generación. Mucho más allá de las máquinas de escribir y las computadoras primitivas de generaciones pasadas, Deloitte está usando el blockchain, la realidad aumentada y la inteligencia artificial para acelerar y mejorar su trabajo en favor de los ciudadanos.

Charles Waldo Haskins, left, and Elijah Watt Sells, founders of Haskins & Sells

La Comisión está tratando de simplificar el trabajo para que pueda realizarse de manera más rápida y efectiva. . . . Con un sistema diferente, no hay razón para que el trabajo no deba actualizarse.

Charles Waldo Haskins, fundador, Haskins & Sells

¿Le pareció útil este contenido?