Análisis

Atrape la ola 

La carrera del siglo 21

Los empleados jóvenes, recientemente contratados, a menudo tienen habilidades que no se encuentran en los empleados experimentados, llevando a que muchas personas mayores trabajen para líderes jóvenes.

La naturaleza cambiante de las carreras

Examinemos qué es realmente una “carrera.” La idea tradicional de una carrera tiene tres componentes:

•    Una carrera representa nuestra experticia, nuestra profesión, y en últimas nuestra identidad. Define quiénes somos y qué hacemos. Esta forma de auto-identidad hace que cambiar de carrera sea inquietantemente difícil. ¿Qué pasa si cambiamos de carrera y fallamos? ¿Quiénes somos entonces?

•    Una carrera es algo que se construye con el tiempo y perdura. Nos da la oportunidad para progresar, avanzar, y continuamente sentirnos orgullosos. Cuando se nos pide que cambiemos nuestra carrera o nuestro camino, ¿qué ocurre con lo que hemos aprendido? ¿Lo arrojamos todo? ¿O podemos llevarlo adelante?

•    Una carrera nos da recompensas financieras y sicológicas. Hace que la vida sea significativa, nos dé propósito, y nos pague suficiente para vivir bien. ¿Qué ocurre si nuestra carrera repentinamente se vuelve menos valiosa, incluso si todavía disfrutamos de ella? ¿Debemos continuar haciendo menos dinero o saltar a un nuevo camino?

El cambiante mundo del trabajo ha generado disrupción en todos los tres elementos: experticia, duración, y recompensas. Y como el miedo a esto puede hacer que los empleados intenten mantenerse por delante, es igualmente disruptivo para los empleadores que tengan que contratar y desarrollar la fuerza de trabajo de hoy, mañana, y dentro de cinco años. 

 

La carrera del siglo 21
¿Le pareció útil este contenido?