Análisis

Navegando el futuro del trabajo 

¿Podemos poner a los negocios, a las instituciones sociales y a los trabajadores en la misma dirección?

Una estructura para entender el futuro del trabajo

¿Cuáles son los componentes que colectivamente constituyen “el futuro del trabajo”?

Hemos identificado tres fuerzas que le están dando forma a la naturaleza del trabajo del futuro y a la fuerza de trabajo del futuro:

  • Tecnología. Los avances tecnológicos – por ejemplo, en las áreas de robótica, inteligencia artificial (IA), sensores, y datos – han creado maneras completamente nuevas de conseguir que el trabajo se haga que, en algunos casos, alteran la forma como usamos y pensamos acerca de nuestras herramientas y cómo las personas y las máquinas pueden complementarse y sustituirse unas a otras.
  • Demografía. Los cambios demográficos están cambiando la composición de la fuerza de trabajo global. En la mayoría de lugares, las personas están viviendo más que nunca, y en general, la población se está volviendo tanto más vieja como más joven, con las naciones individuales volviéndose más diversas. Aún más desafiante, las generaciones más jóvenes de manera creciente estarán concentradas en las economías en desarrollo, mientras que las economías desarrolladas (y China) se están volviendo más viejas.
  • “El poder de halar.” Ampliamente gracias a las tecnologías digitales y a los cambios en la política pública de largo plazo, los individuos y las instituciones pueden ejercer mayor “halar” – la habilidad para encontrar y tener acceso a personas y recursos donde y cuando se necesiten – como nunca antes. Las instituciones y los trabajadores prospectivos por igual ahora tienen acceso a los mercados globales de talento, facilitados por redes y plataformas que abren nuevas posibilidades para la manera como cada uno interactúa con el otro.
El futuro del trabajo
¿Le pareció útil este contenido?