Análisis

¿Cómo agregarle valor al espacio? Nuevos retos en Real Estate

Por: Sebastián Muñoz, senior manager Real Estate Deloitte

Para hacerle frente de manera positiva y rentable entran en escena dos actores clave: vehículos de inversión institucionales y operadores inmobiliarios.- Sebastián Muñoz, senior manager Real Estate Deloitte

 

El desarrollo inmobiliario y en general el negocio de Real Estate está atravesando un momento de fuertes cambios disruptivos que lo obligan a repensarse desde su base. La llamada cuarta revolución, llena de avances tecnológicos, ha definido nuevas dinámicas de vida en las que los consumidores y usuarios finales -residentes de una vivienda, empleados en una oficina, compradores en un centro comercial - son cada vez más exigentes y demandan que sus necesidades, de confort y bienestar, estén resueltas por lo que pagan.

Este fenómeno es transversal a todos los usos y está impactando la forma como se estructuran, desarrollan y operan los proyectos inmobiliarios. Para hacerle frente de manera positiva y rentable entran en escena dos actores clave: vehículos de inversión institucionales y operadores inmobiliarios.

Los fondos, como vehículos de inversión, gestionan efectivamente el mercado de capitales para lograr

1. Optimización de la inversión gracias a las economías de escala (La rentabilidad promedio entre 2001 y 2016 en US de los REITs fue del 9% frente a un 8% que obtuvieron las personas que invirtieron de forma directa),

2. Disminución de los riesgos gracias a la debida gestión de los mismos por un profesional financiero y

3.  transferencia de la operatividad de la administración inmobiliaria a los gestores.

Descarga el documento y entérate sobre las tres tendencias esenciales, que los desarrolladores y constructores deben enfocarse.

 

Nuevos retos en Real Estate
¿Le pareció útil este contenido?