Análisis

Laboral   

6 de agosto, 2019

Resolución 1872 del 12 de Julio de 2019 - Reglamentación de la Ley de Residencias Médicas

El Ministerio de Salud y Protección Social mediante la Resolución 1872 del 12 de Julio de 2019, reglamentó la Ley 1917 de 2018 (Ley de Residencias Médicas), la cual creó el Sistema de Residencias Médicas en Colombia con el fin de (i) garantizar condiciones adecuadas para la formación académica y práctica de los médicos profesionales que cursan programas de especialización médico quirúrgicas y (ii) determinar las reglas que regirán el contrato especial para la práctica de los médicos residentes.

Así las cosas, los siguientes puntos son los más importantes a tener en cuenta de cara al ámbito laboral:

A. La Resolución aplica a (i) prestadores de servicios de salud que sirvan como escenarios para el desarrollo de la residencia o Instituciones de Educación Superior que cuenten con programas académicos de especialización médico – quirúrgica, (ii) a los médicos residentes de la especialización médico – quirúrgica, (iii) entidades territoriales y (iv) Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud – ADRES.

B. El artículo 4 de la Resolución 1872 de 2019, determina el objeto del contrato especial para la práctica formativa de los residentes, en donde se especifica:

1. La contratación para los estudiantes de especialización médico – quirúrgica se realizará mediante un Contrato especial para la práctica formativa de residentes, como instrumento de la relación docencia – servicio.

2. Mediante este contrato, los médicos residentes se obligan, por el tiempo de duración del programa académico, a la prestación personal de sus servicios de acuerdo a un Plan de delegación progresiva de competencias propias de la especialización cursada.

3. El prestador de servicios de salud (escenario de la práctica) se encargará de reconocer un apoyo de sostenimiento especial de al menos tres (3) salarios mínimos legales mensuales vigentes *ADRES girará los recursos para el pago del apoyo de sostenimiento.

4. El contrato especial es un acuerdo de voluntades (no un contrato laboral) suscrito entre el médico residente, la Institución Prestadora de Servicios de Salud que es escenario de la práctica y la Institución Educativa en donde el médico residente se encuentra matriculado.

C. Adicionalmente, se determina que la jornada máxima para el desarrollo de las prácticas será aquella establecida en el artículo 5 de la Ley 1917 de 2018, es decir, 12 horas por turno y 66 horas a la semana, las cuales incluirán actividades académicas, de prestación de servicios de salud e investigativas.

D. Se determina como “receso remunerado” el periodo establecido en el artículo 5 de la Ley 1917 de 2018, es decir, el contemplado por la Institución de Educación Superior para el programa sin que exceda de 15 días hábiles por cada año académico.

E. Igualmente, el médico residente que se encuentre cursando una especialización médico – quirúrgica deberá ser afiliado por parte de la Institución de Educación Superior al Sistema de Seguridad Social en Salud y Riesgos Laborales (con cargo a sus propios recursos).

En este caso, el Ingreso Base de Cotización (IBC) correspondiente para realizar los aportes al Sistema de Seguridad Social en Salud y Riesgos Laborales será de un (1) salario mínimo legal mensual vigente.

F. El residente deberá hacer parte del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo del prestador de servicios de salud.

G. Se deberá inscribir al Residente como tal en el Registro Único Nacional de Talento Humano, así como todas sus novedades de acuerdo con las condiciones establecidas por el Ministerio de Salud y Protección Social.

H. El artículo 11 de la Resolución establece las causales para realizar la suspensión del contrato especial para la práctica formativa, dentro de las cuales se incluyen (i) licencia de paternidad o maternidad, (ii) incapacidades medicas superiores a 2 días, (iii) rendimiento académico que implique la suspensión del programa académico, entre otros.

Es importante tener en cuenta que durante un periodo de suspensión del contrato (i) se suspenderá el pago del apoyo de sostenimiento y (ii) durante ese término la Institución de Educación Superior deberá continuar realizando los aportes al Sistema de Seguridad Social en Salud y Riesgos Laborales.

I. Finalmente, el artículo 19 de la Resolución determina que no existirá una relación laboral entre las partes del contrato especial de práctica formativa por cuanto este se deriva de una relación académica.

Congreso de Colombia – Ley 1917 del 12 de julio de 2018

Ministerio de Salud y Protección Social – Resolución No. 0001872 del 12 de julio de 2019

¿Le pareció útil este contenido?