Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 3 de diciembre, 2019

Dividendos en la cesión de cuotas pertenecen al comprador desde el registro de la escritura pública en la cámara de comercio, salvo pacto en contrario

La Superintendencia de Sociedades en el Oficio No. 220-125319 del 15 de noviembre de 2019, recordó la obligación de las sociedades de responsabilidad limitada, de llevar un libro de registro de socios, en el cual registrara todo el número de cuotas y los socios titulares de las mismas, así como las modificaciones a las mismas, indicando que este el medio idóneo para demostrar la calidad de socio.

Ahora bien, la cesión de cuotas conforme al artículo 362 del Código de Comercio implica una reforma estatutaria, que dado el tipo societario deberá hacerse mediante escritura pública, la cual producirá efectos respecto a terceros a partir de la fecha de su inscripción en el registro mercantil.

Así, será entonces únicamente hasta el momento del registro de la escritura pública ante la Cámara de Comercio del domicilio de la sociedad y su inscripción en el libro de socios de la sociedad, que el nuevo socio adquirirá tal calidad, y en consecuencia se hará acreedor de las utilidades a que haya lugar, sin perjuicio, de que las partes (vendedor y comprador) puedan establecer algo diferente respecto de los dividendos pendientes a la fecha de inscripción.

Superintendencia de Sociedades - Oficio No. 220-125319 del 15 de noviembre de 2019

Superintendencia de Sociedades - Oficio No. 220-125319 del 15 de noviembre de 20
¿Le pareció útil este contenido?