Análisis

Laboral   

3 de septiembre, 2019

¿Puede considerarse el Homicidio en el lugar de trabajo como un accidente laboral?

Mediante la Sentencia No. SL2582-2019 del 3 de julio de 2019 la Corte Suprema de Justicia se pronunció frente a la posibilidad de que un homicidio presentado en el lugar de trabajo y cuya victima sea un trabajador pueda ser considerado como un accidente laboral, en esta sentencia la Corte señaló:

1. La responsabilidad tanto del empleador como de la Administradora de Riesgos Laborales es objetiva.

Lo anterior significa que el siniestro laboral se presenta bajo la subordinación del empleador independientemente de si se dio en el sitio de trabajo o por fuera de este, y sin que exista la necesidad de probar la culpa del empleador en el hecho.

2. La causalidad que debe existir entre el siniestro y la actividad laboral contratada puede ser: (i) directa cuando es con causa del trabajo o (ii) indirecta cuando es con ocasión del trabajo; situaciones que la Corte define de la siguiente manera:

a. Con causa del trabajo (causalidad directa): Derivada del desarrollo de la labor contratada y las actividades relacionadas con la misma.

b. Con ocasión del trabajo (causalidad indirecta): Vínculo de oportunidad o de circunstancias entre el hecho y las funciones que desempeña el trabajador.

Ahora bien, la Corte Suprema señala que la causalidad, ya sea directa o indirecta, no se rompe por un hecho del trabajador, de un tercero, o por fuerza mayor o caso fortuito, por lo que un homicidio generado en el ámbito laboral del trabajador puede ser considerado como accidente de trabajo.

Finalmente, la Corte precisa que pueden existir casos en los que se den circunstancias externas que pueden desvirtuar el nexo de causalidad (es decir la relación entre el siniestro y el ámbito laboral), sin embargo, estas circunstancias deben ser acreditadas durante un proceso judicial.

Por tal razón, si la Administradora de Riesgos Laborales pretende exonerarse de responsabilidad en los siniestros generados por un tercero, por fuerza mayor o caso fortuito que se den con causa o con ocasión del trabajo, será la administradora quien: (i) debe demostrar que no existe causalidad entre el siniestro y el ámbito laboral y (ii) demostrar que existen circunstancias que permiten desligar el suceso de la prestación del servicio subordinado.

Corte Suprema de Justicia - Sentencia SL2582-2019

¿Le pareció útil este contenido?