Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 14 de abil, 2020

La fusión no es un mecanismo para evitar la disolución de una compañía que será absorbida y que ha incurrido en la causal contemplada en el numeral 3º del artículo 218 del Código de Comercio

Tanto la legislación mercantil como la Superintendencia de Sociedades han hecho diversos esfuerzos por flexibilizar los procedimientos en materia de disoluciones y liquidaciones, permitiendo a las sociedades tener autonomía y flexibilizar sus trámites cuando estas se encuentren en dificultades para seguir desarrollando sus actividades. Así las cosas, un ejemplo claro de esta flexibilización aludida es el hecho de permitir superar las causales de disolución, a través de disponer de medidas, durante dieciocho (18) meses siguientes a la entrada en dicha causal, encaminadas a salir de ella, tal como dispone el artículo 24 de la Ley 1429 de 2010, en contraposición a los seis (6) meses perentorios que antes se otorgaban. Por lo tanto, si bien no es exigido que durante los dieciocho (18) meses se salga de la causal por completo, los socios y accionistas si deberán buscar formas de enervarla a través de medidas como la negociación de participaciones sociales, capitalizaciones o transformaciones a nuevos tipos societarios.

Dicho lo anterior, y ante la pregunta de si es viable utilizar la fusión como mecanismo para enervar la causal de disolución de la compañía absorbida, la Superintendencia precisó que a pesar de que este proceso podrá ser eficiente para enervar la causal, este proceso no va a evitar su disolución, pues justamente la fusión, inevitablemente, lleva a que la sucursal se vea disuelta. No obstante, la entidad aclara que para que sea viable la fusión, es necesario que la sociedad disuelta aún no sea liquidada. En este sentido, si bien es un mecanismo útil para la sociedad que incurre en la causal de disolución, para seguir desarrollando actividades, a través de la fusión como proceso de reorganización, esto implica que, igualmente, será disuelta para poder ser fusionada.

Superintendencia de Sociedades - Oficio No. 220-060393 del 20 de marzo de 2020

Superintendencia de Sociedades - Oficio No. 220-060393 del 20 de marzo de 2020
¿Le pareció útil este contenido?