Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 11 de agosto, 2020

Competencia de la Superintendencia de Sociedades para declarar la disolución de sociedad no operativas

Conforme al Decreto 1069 del 23 de julio de 2020, se adiciona a la sección 4 del Decreto Único Reglamentario del Sector Comercio, Industria y Turismo, referente a las sociedades no operativas sujetas a la supervisión de la Superintendencia de Sociedades, varios artículos que tienen como finalidad regular la competencia en cabeza de esta entidad para declarar de oficio la disolución de sociedades no operativas.

Así, aquellas sociedades que no se encuentren bajo el régimen de insolvencia de que trata la Ley 1116 de 2006 y que cumplan con los supuestos del artículo 144 de la Ley 1955 de 2019, es decir, no renueven su matrícula mercantil por un término de tres años o no envíen la información requerida por la Supersociedades durante el mismo término, se presumirán como no operativas y podrán ser declaradas de oficio como disueltas, para lo cual esta entidad tomará en consideración aspectos como: i) un enfoque basado en riesgos, ii) su política de supervisión, iii) un plan de trabajo escalonado y iv) las capacidades técnicas y operativas disponibles.

En caso de cumplirse los supuestos mencionados, la Supersociedades llevará a cabo el siguiente proceso:

1. Informará a la dirección física o electrónica de notificación judicial de la sociedad, que se haya inscrito en el registro mercantil, el acaecimiento de una o ambas presunciones de inoperatividad de acuerdo con los resultados de verificación realizados por la entidad, indicando los periodos no reportados y otorgando un plazo de treinta días a la sociedad que se presume no operativa para que desvirtué la presunción y presente las pruebas que pretenda hacer valer.

2. Una vez transcurrido este término la Supersociedades verificará el expediente y en caso de no recibir respuesta por parte de la sociedad o que no se desvirtúe la presunción de sociedad no operativa, la sociedad será declarada disuelta y en estado de liquidación mediante acto administrativo.

3. Este acto administrativo será remitido a la Cámara de Comercio del domicilio de la sociedad para su inscripción, sin que se generé cobro alguno al respecto.
Ahora bien, es preciso mencionar que la Asamblea General de Accionistas, la Junta Directiva o el accionista único de la sociedad, podrá, en cualquier momento posterior a la declaración de disolución, acordar la reactivación de la sociedad siempre que cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 29 de la Ley 1439 de 2010, esto es:

1. Que el pasivo externo no supere el 70% de los activos sociales

2. Que no se haya iniciado la distribución de los remanentes

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo - Decreto No. 1068 del 23 de julio de 2020

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo - Decreto No. 1068 del 23 de julio de 2020
¿Le pareció útil este contenido?