Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 19 de agosto, 2020

Reuniones del máximo órgano social ante emergencia económica y sanitaria por COVID-19

La Superintendencia de Sociedades abordó un tema que ha sido objeto de constante debate: las reuniones ordinarias de Asambleas Generales de Accionistas. El Decreto Legislativo 434 fue sancionado el 19 de marzo de 2020 y dispuso que “podrán efectuarse hasta dentro del mes siguiente a la finalización de la emergencia sanitaria declarada en el territorio nacional”. Para ese entonces, la emergencia sanitaria estaría declarada hasta el treinta (30) de mayo de 2020, sin embargo, esta ha sido prorrogada y su duración actual es hasta el treinta y uno (31) de agosto de 2020, sin perjuicio de que pueda extenderse aún más. De este modo, y conforme a lo dispuesto en el Decreto 434 de 2020, las reuniones ordinarias podrían llevarse a cabo hasta septiembre 30 de 2020, es decir, en el segundo semestre del año.

Teniendo en cuenta las circunstancias, la Superintendencia de Sociedades aclaró algunos puntos, teniendo en cuenta tanto el Decreto en mención, como el Código de Comercio y la Ley 222 de 1995, evitando que la excepción planteada por el primero, se convierta en una clara vulneración a las demás regulaciones corporativas. Así las cosas, se determinó:

1. En relación con las reuniones presenciales, si bien el Decreto 434 estableció que las reuniones ordinarias podrían llevarse a cabo dentro del mes siguiente a la finalización de la emergencia, dado que esta ha sido extendida hasta agosto, dichas reuniones no serán reuniones ordinarias, sino extraordinarias.

En caso de que en las referidas reuniones extraordinarias se pretenda aprobar los estados financieros de fin de ejercicio de 2019, la convocatoria deberá hacerse con quince (15) días hábiles de anticipación, independiente del tipo de sociedad. Lo anterior, en el entendido de que se deben prever todas las modificaciones a los mismos, en lo transcurrido del año.

2. Finalmente, estableció que será posible convocar y llevar a cabo reuniones ordinarias y extraordinarias no presenciales, en cualquier tiempo antes de la finalización de la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional. Es decir, contrario a lo dispuesto por el Decreto 434 de 2020, la fecha límite será el final de la emergencia sanitaria (31 de agosto de 2020) y no el mes siguiente a la finalización de la misma.

Superintendencia de Sociedades - Oficio No. 220-142524 del 31 de julio de 2020

Superintendencia de Sociedades - Oficio No. 220-142524 del 31 de julio de 2020
¿Le pareció útil este contenido?