Análisis

Laboral   

15 de diciembre, 2020

Criterio para la aplicación de la protección a la estabilidad laboral reforzada por afecciones de salud establecida en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997

El pasado veintidós (22) de julio de 2020, la Corte Suprema de Justicia Sala de Casación Laboral, reiteró su posición sobre el criterio de procedencia de la estabilidad laboral reforzada por situación de salud regulada en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997.

A continuación, señalamos los aspectos más relevantes de la Sentencia SL2841 de 2020 de la Corte Suprema de Justicia:

A.      De acuerdo con el artículo 26 de la Ley 361 de 1997, la estabilidad laboral se predica de las personas “en condición de discapacidad”. En tal sentido, la Corte aclara que tal protección únicamente es aplicable a aquellas personas que tengan una pérdida sustancial de la capacidad laboral (física, psíquica o sensorial) y no frente a cualquier limitación o discapacidad.

B.       Adicionalmente, la Corte hace referencia a la finalidad de la estabilidad laboral reforzada consagrada en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997, señalando que esta sirve de medio idóneo y necesario para la “adaptación y readaptación profesionales”, de acuerdo a lo dispuesto en el Convenio 159 y las Recomendaciones 99 y 168 de la Organización Internacional del Trabajo (“OIT”). Frente a la readaptación, la Corte aclara que esta comprende la posibilidad de que la persona con discapacidad acceda, conserve y progrese en un empleo, para de esta manera promover su integración o reintegración en la sociedad.

C.       Para efectos de darle alcance a la protección, la Corte opta por utilizar el término “discapacidad relevante” para determinar los sujetos destinatarios de la estabilidad laboral reforzada regulada en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997.

D.      La Corte indica que la discapacidad relevante hace referencia a aquellas personas con condiciones de salud reducidas para la prestación del servicio, pero que pueden prestarlo en condiciones distintas a las del resto de la sociedad.

E.       Por lo tanto, la protección del artículo 26 de la Ley 361 de 1997 busca proteger a aquellas personas que, por su condición de discapacidad relevante, ven reducida sustancialmente la posibilidad de obtener, conservar o progresar en un empleo. Sin embargo, la Corte precisa que tales barreras o dificultades pueden ser superadas por el empleador haciendo ajustes razonables en las condiciones laborales del trabajador destinatario de la protección.

F.       No obstante lo anterior, la Corte señala que la estabilidad laboral reforzada prevista en la normativa en mención no puede desviar sus fines de forma tal que se generalice su aplicación y se predique de “la expresión general y abstracta de condición de debilidad manifiesta por afecciones de salud”.

G.      En consecuencia, se concluye que el criterio objetivo para identificar los sujetos beneficiarios de la protección establecida en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997 es el relacionado con la discapacidad relevante, considerándose como tal a partir de la discapacidad moderada, esto es, desde del 15% de pérdida de capacidad laboral.

Corte Suprema, Sala de Casación Laboral - Sentencia SL2841-2020 del 22 de julio de 2020

¿Le pareció útil este contenido?