Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 9 de junio, 2020

El 3 de junio de 2020, el Gobierno Nacional emitió el Decreto 772 de 2020, mediante el cual se establecen algunas disposiciones sobre el proceso de insolvencia

De acuerdo al preámbulo del decreto, el mismo se emite con la intención de intentar mitigar los efectos económicos de la emergencia social, económica y ecológica en la que actualmente se encuentra el país. Así las cosas, del mencionado decreto, consideramos pertinente resaltar las siguientes disposiciones:

1. El decreto es aplicable a los deudores que han visto afectados como consecuencia de la emergencia sanitaria. Sin embargo, y con respecto al decreto 560 de 2020, previamente emitido y el cual versa sobre estos mismos procesos, se amplió el ámbito de aplicación a quienes no se ven directamente afectados por la crisis, pero se han visto afectados por los efectos que la crisis ha tenido en terceros con quienes hacen negocios.

2. Así las cosas, a diferencia del decreto 560, ya no es necesario que el deudor, que quiera acceder a los beneficios del decreto 772 de 2020, pruebe que la crisis actual, lo ha afectado de manera directa.

3. El mencionado decreto es aplicable a las empresas cuyos activos sean menores a cinco mil (5.000) salarios mínimos legales vigentes.

4. La vigencia del decreto es de dos (2) años, contados desde la fecha de su expedición.

5. Por medio del decreto 772 de 2020, el decreto nacional crea los siguientes procesos:

a. Proceso de reorganización abreviado.
b. Proceso de liquidación simplificado.

6. En concordancia de lo establecido en el decreto 560 de 2020, se establece que los jueces concursales no realizarán auditorias sobre el contenido de las solicitudes de acceso a los mecanismos de reorganización y liquidación judicial.

7. Todas las solicitudes de acceso a mecanismos de reorganización y liquidación judicial, se podrán realizar de manera virtual.

8. Por último, por medio del artículo 15 de 2020, el decreto 772 de 2020, establece que se darán algunos beneficios tributarios en las siguientes condiciones:

“Para el año 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2021, las rebajas, descuentos o quitas de capital, multas; sanciones o intereses que obtengan los deudores, serán gravados en todos los casos como ganancia ocasional y no como renta ordinaria o renta líquida, cuando dichos rendimientos, ganancias, rebajas, descuentos o quitas se presenten o sean el resultado y parte de los acuerdos de reorganización celebrados"

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo - Decreto Legislativo No. 772 del 3 de junio de 2020

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo - Decreto Legislativo No. 772 del 3 de junio de 2020
¿Le pareció útil este contenido?