Análisis

Laboral   

10 de marzo, 2020

Aspectos laborales a tener en cuenta sobre los montos mínimos de empleo de las empresas de economía naranja

El pasado 26 de febrero el Ministerio de Hacienda y Crédito Público expidió el Decreto 286 de 2020, mediante el cual reglamentó, entre otros aspectos, los montos mínimos de empleo que deben acreditar las empresas de economía naranja, que opten por la exención a la renta de que trata el numeral 1 del artículo 235-2 del Estatuto Tributario.

El mencionado decreto señala que, para optar por dicha exención, las compañías deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Deben acreditar la contratación directa a través de contrato laboral, de un mínimo de empleados con vocación de permanencia.
  • Que dichos empleados deben desempeñar funciones relacionadas directamente con las actividades consideradas como de valor agregado tecnológico y/o actividades creativas descritas en el articulado del decreto, como, por ejemplo, actividades de consultoría informática, actividades especializadas de diseño, actividades de desarrollo de sistemas informáticos, actividades de grabación de sonido y edición de música, actividades referentes al turismo cultural y, entre otras.
  • Los montos mínimos de empleo exigidos dependen de los ingresos brutos fiscales en unidades de valor tributario (UVT) en el respectivo año fiscal, así: 

Ingresos brutos fiscales en UVT en el respectivo año fiscal

Número de empleos

Desde

hasta

0

6.000

3

6.001

15.000

4

15.001

30.000

5

30.001

65.000

7

65.001

Menos de 80.000

8

 

  •  Para efectos de calcular el número de empleados durante el respectivo año gravable, se calculará el promedio, sumando la cantidad de trabajadores de cada mes y dividiéndolo por el respectivo número de meses.
  • No califican para efectos de la exención los siguientes trabajadores:

- Los administradores de la sociedad, tales como representante legal o gerente, representante legal suplente o subgerente, o miembros de la junta directiva en calidad de titulares o suplentes.

- Aquellos trabajadores que se incorporen a los nuevos empleos directos generados hayan laborado durante el año de su contratación y/o el inmediatamente anterior a éste, en empresas con las cuales el contribuyente tenga vinculación económica, salvo que los cargos que ocupaban dichos trabadores hayan sido ocupados por nuevos empleados en el respectivo año.

- Aquellos trabajadores que se incorporen a los nuevos empleos y procedan de procesos de fusión, escisión o reorganización empresarial.

Ministerio de Hacienda y Crédito Público - Decreto 286 del 26 de febrero de 2020

¿Le pareció útil este contenido?