Análisis

Legal Laboral

Flash extraordinario | 16 de abril de 2020

A través del Decreto Legislativo No. 558 del 15 de abril de 2020, el Gobierno Nacional dio a conocer las medidas para disminuir temporalmente la cotización al Sistema General de Pensiones durante los meses de abril y mayo, y la protección de los pensionados bajo la modalidad de retiro programado, en el marco de la emergencia económica y social por la alerta sanitaria del brote del virus COVID-19

La reducción temporal en los aportes a pensiones para empleadores y trabajadores está motivada en la necesidad de tomar medidas para disminuir las cargas económicas de los empleadores, y que éstos puedan destinar sus esfuerzos económicos a mantener las nóminas de los trabajadores, garantizando la continuidad en el pago de salarios, y permitiendo que los trabajadores mantengan el aseguramiento de los riesgos derivados de invalidez y sobrevivencia.

Así mismo, la reducción para los independientes está motivada en la afectación que han tenido en su flujo de caja por la imposibilidad de vender sus bienes o prestar sus servicios, de suerte que este alivio en los aportes a pensiones les permitirá disminuir esta carga prestacional, sin afectar el aseguramiento en los riesgos de invalidez y sobrevivencia.

Finalmente, el Decreto también incluye medidas para la protección de los pensionados bajo la modalidad de retiro programado frente a una posible descapitalización de las cuentas de ahorro pensional que soportan el pago de sus mesadas pensionales.

A continuación, los aspectos más relevantes del Decreto en mención:

1. Los empleadores del sector público y privado y los trabajadores independientes que opten por este alivio, realizarán un aporte del 3% al Sistema General de Pensiones, para los periodos de abril y mayo de 2020, que a su vez deberán ser pagados en mayo y junio de 2020 respectivamente.

2. Dicha cotización del 3% será distribuida en un 75% a cargo del empleador, y un 25% a cargo del trabajador, mientras que los independientes pagaran el 100% del aporte.

3. El Ingreso Base de Cotización (“IBC”) seguirá siendo el establecido en las normas vigentes, y deberá corresponder con el reportado para efectuar el pago al Sistema General de Seguridad Social en Salud. En todo caso, el IBC será de mínimo uno (1) y máximo veinticinco (25) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

4. Los trabajadores continuarán amparados ante los riesgos de invalidez y sobrevivencia, ya que dicho 3% irá dirigido a cubrir el costo del seguro previsional en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, o el aporte a los fondos de invalidez y sobrevivencia del Régimen de Prima Media, según corresponda.

5. Con ocasión a la modificación en los aportes, el Ministerio de Salud y Protección Social deberá realizar las modificaciones temporales que correspondan a la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes – PILA.

6. La reducción en los aportes no afecta la contabilización de las semanas, pues las Administradoras del Sistema General de Pensiones deberán tener en cuenta las semanas correspondientes a los dos meses cotizados bajo las normas de este Decreto Legislativo, tanto para el total de 1.150 semanas que se requieren para la garantía de pensión mínima, como las 1.300 necesarias para la pensión de vejez.

7. Con respecto a los pensionados bajo la modalidad de retiro programado que reciben una mesada pensional equivalente a un (1) salario mínimo legal mensual vigente (1 smlmv) y que han presentado descapitalización en sus cuentas, esto es, que se evidencie que los recursos de sus cuentas de ahorro pensional no son suficientes para seguir garantizando una mesada de 1 smlmv en esta modalidad, y por tal razón resulta necesario contratar una renta vitalicia de un 1 smlmv, las Sociedades Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías deben acceder al mecanismo especial de pago contenido en el Decreto Legislativo en mención, que implica que deben trasladar a Colpensiones en un plazo no mayor a cuatro (4) meses, los recursos o activos del Fondo Especial de Retiro Programado y la información correspondiente a los pensionados afectados.

8. En el evento en que no haya sido posible la contratación de la renta vitalicia en favor de dichos pensionados en la modalidad de retiro programado con descapitalización en sus cuentas, la pensión seguirá pagándose a través de Colpensiones, y tendrá las mismas características de una renta vitalicia, es decir el pensionado recibirá el pago mensual de su mesada pensional de 1 smlmv hasta su fallecimiento, y el pago de pensiones de sobrevivientes en favor de sus beneficiarios por el tiempo que ellos tengan derecho.

Ministerio del Trabajo - Decreto Legislativo No. 558 del 15 de abril de 2020

Ministerio del Trabajo - Decreto Legislativo No. 558 del 15 de abril de 2020

Contáctenos

Juan Germán Osorio

Socio T&L

josorio@deloitte.com

 

Paola Otero

Gerente T&L

paotero@deloitte.com

 

Ingrid Barrero

Gerente T&L

ibarrero@deloitte.com

¿Le pareció útil este contenido?