Análisis

Legal Corporativo

Flash extraordinario | 5 de enero, 2021

El pasado 31 de diciembre de 2020, el Presidente de la República sancionó la Ley 2069 de 2020, también llamada “Ley de Emprendimiento”, con el objetivo de establecer un marco regulatorio aplicable al emprendimiento, creación, consolidación y sostenibilidad de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas en Colombia.

Dentro de las nuevas medidas en materia societaria, comercial y tributaria, se destacan los beneficios en las tarifas de los impuestos de registro, actos, contratos y negocios jurídicos que estén sujetos al mismo, la implementación de la causal de disolución por no cumplimiento de la hipótesis de negocio en marcha al cierre del ejercicio y la modificación del artículo 182 del Código de Comercio, incluyendo que quienes “puedan convocar a la junta de socios o a la asamblea, deberán hacerlo también cuando lo solicite un número de asociados representantes del 10% o más del capital social”, en contraste a la “cuarta parte” establecida anteriormente en este artículo.

Adicionalmente, y con el objetivo de favorecer a las micro, pequeñas y medianas empresas, se estableció la posibilidad de una contabilidad simplificada, incluyendo estados financieros y revelaciones abreviados, la posibilidad de generar alianzas para la promoción del desarrollo empresarial e inclusión financiera de los micro negocios, por parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el establecimiento del seguro Mipyme, cuyo objetivo es asegurar el posible daño emergente y lucro cesante que podrán derivarse de pérdidas durante el desarrollo de sus actividades.

De otro lado, la Ley incluye un mecanismo exploratorio para modelos de negocio innovadores en industrias reguladas (Sandbox), que, si bien ya había iniciado en torno a las actividades financieras, busca expandirse a diferentes regímenes, buscando el desarrollo de modelos que impulsen la economía sostenible en ámbitos como tecnología, acción climática e innovación. Por esta misma línea, esta nueva disposición incluye nuevas modalidades de acceso al financiamiento, incluyendo cambios en las funciones del Fondo Nacional de Garantías, el acceso a microcrédito, la implementación de crowdfunding o economía colaborativa e inversión y promoción de “emprendimientos verdes”, sociales, empresas de mujeres, de ciencia y tecnología. Respecto a la implementación y ejecución de los programas, recursos e instrumentos para el emprendimiento, la Ley crea el patrimonio autónomo INNpulsa Colombia.

Por último, se busca un fortalecimiento a la educación en torno al emprendimiento, incluyendo tanto nuevas titulaciones, como programas de formación de docentes, consultorios empresariales universitarios y enseñanza sobre el emprendimiento en educación básica y media, entre otros.

Congreso de Colombia - Ley No. 2069 del 31 de diciembre de 2020

Contáctenos

Juan Germán Osorio 

Socio T&L

josorio@deloitte.com

 

Esteban Jiménez 

Gerente T&L

estjimenez@deloitte.com

¿Le pareció útil este contenido?