Análisis

El impacto del COVID-19 en materia de contratación

A riesgo de afirmar una obviedad, podemos apuntar que todos los contratos y demás actos jurídicos se celebran u otorgan para ser cumplidos; sin embargo, esto no significa que no existan algunas circunstancias, incipientes o futuras, que, eventualmente, puedan llegar a entorpecer su ejecución.

Un claro ejemplo de ello es la pandemia del coronavirus (COVID-19), cuyas consecuencias han sido tan graves como imprevistas —si acaso hubo una anticipación contractual, en una minoría de los supuestos, lo más probable es que ésta haya ocurrido de manera abstracta—.

Las secuelas del esparcimiento del virus, por ejemplo, el shock de la demanda y de la oferta, así como una posible recesión mundial, entre otras, golpearán, sin duda, las finanzas personales y del país, provocando un nivel de estrés que nos obligará a preguntarnos, en cierto punto, si debemos o no cumplir con nuestros compromisos, aun en este contexto.

¿De qué manera impactará la pandemia actual el cumplimiento de los contratos? Lo invitamos a consultar nuestro documento completo.

¿Le pareció útil este contenido?