Análisis

Laboral    

Boletín semanal | 18 de septiembre, 2018

Ley 1935 de 2018 sobre propinas

El pasado 3 de agosto se expidió la ley 1935 de 2018 mediante la cual se reglamentó la naturaleza y destinación de las propinas.

Esta nueva regulación define las propinas como el reconocimiento en dinero que en forma voluntaria el consumidor otorga a las personas que hacen parte de la cadena de servicios en los establecimientos comerciales, por el buen servicio y producto recibido, e independiente del valor de venta registrado.

Recordemos que el Código Sustantivo del Trabajo, en su artículo 131, señaló frente a las propinas, que no constituyen salario, ni pueden pactarse como retribución del servicio prestado por el trabajador. Esta ley reitera el carácter no salarial de las propinas, esto es, que no tendrán un impacto en el cálculo de prestaciones sociales, vacaciones, y cualquier otra acreencia laboral.   

A continuación señalamos los puntos relevantes de esta Ley:  

1. Las propinas son otorgadas por un acto de mera liberalidad del cliente, donde gratifica el servicio recibido.

2. Los beneficiarios de dicho dinero entregado por el cliente, serán única y exclusivamente las personas involucradas en la cadena de servicios.

3. El propietario y/o administrador del establecimiento no puede intervenir de cualquier manera en la distribución de las propinas, o destinar alguna parte de ellas a gastos que por su naturaleza le corresponden sufragar al mismo establecimiento, tales como reposición de elementos de trabajo, pago de turnos, reposiciones de inversión, o cualquier otra que no corresponda al pago del trabajador.

4. Adicionalmente, se le prohíbe al empleador retener al trabajador lo que por concepto de propinas le corresponda.

5. Las propinas serán distribuidas de forma equitativa entre cada uno de los trabajadores miembro de la cadena de servicios, en caso que no se llegue a un acuerdo sobre la forma de dicha repartición. En este caso el empleador será autónomo en los plazos de repartición de las propinas, siempre y cuando no exceda del plazo máximo de un (1) mes.

Es importante tener en cuenta que las disposiciones de la Ley 1935 de 2018 rigen a partir de la fecha de publicación en el Diario Oficial, es decir, a partir del 3 de agosto de 2018.

 

Resolución Número 2423 de 2018 del Ministerio de Salud y Protección Social

Mediante la Resolución 2423 de 2018, el Ministerio de Salud y Protección Social reglamentó el pasado 8 de junio de 2018 lo relacionado con los parámetros técnicos para la operación de las Salas Amigas de la Familia Lactante del Entorno Laboral, así como las especificaciones técnicas de higiene, salubridad y dotación mínima.

Recordemos que bajo la ley 1823 de 2017, las entidades públicas del orden nacional y territorial del sector central y descentralizado y las empresas privadas con capitales iguales o superiores a 1.500 salarios mínimos legales mensuales vigentes (SMLMV), o aquellas con capitales inferiores pero que contaran con más de 50 trabajadoras, debían adecuar en sus instalaciones un espacio acondicionado y digno para que las mujeres en periodo de lactancia que laboraran pudieran extraer su leche materna asegurando su adecuada conservación durante la jornada laboral.

Con la expedición del mencionado Decreto y sin perjuicio del término de adecuación, se señalaron los requisitos generales para la operación de la Estrategia Salas Amigas de la Familia Lactante del Entorno Laboral por parte de las entidades. Entre ellos los más relevantes:

1. Las entidades deberán designar un responsable de la operación y administración del espacio físico.

2. Las entidades deberán implementar un plan de capacitación para madres gestantes o en lactancia, el cual deberá realizarse por lo menos tres veces al año, con el fin de informar sobre los beneficios, propiedades y efectos de la leche materna, técnicas para amamantar, extracción, conservación, entre otras.

3. Las entidades o empresas deben disponer de mecanismos de difusión para que todos sus miembros accedan a la información.

4. Es necesario adecuar y dotar un espacio físico privado y exclusivo, de fácil acceso, que debe tener ciertas condiciones de infraestructura, tales como: ubicación en un lugar donde no se presenten problemas de polución, ruido, humedad o inseguridad, con ventilación e iluminación óptimas; no debe estar cerca a lugares de disposición de residuos o basuras; con ventilación que asegure la renovación periódica del aire.

5. Las dimensiones de las Salas de Lactancia serán determinadas por la entidad o empresa de acuerdo con el número de trabajadoras lactantes que tengan contratadas.

6. Las Salas de Lactancia deben contar con lavamanos dentro o en un lugar cercano, mesa de apoyo para soporte de utensilios y frascos, congelador, caneca, silla con espaldar y apoyabrazos y termómetro. Adicionalmente, las Salas deben contar con los siguientes insumos: cinta de enmascarar o rótulos adhesivos, bolígrafo o marcador, jabón líquido y bolsas para residuos.

7. Por otra parte, se debe implementar un Sistema de Registro y Control que cuente, entre otras cosas, con un instructivo donde se describa el proceso de limpieza y desinfección de espacios y utensilios, un registro diario de temperaturas y un registro diario del uso de la Sala.

8. Las empresas o entidades deberán inscribir las Salas Amigas de la Familia Lactante ante la Secretaría de Salud del municipio o distrito donde está ubicada dicha Sala.

9. Las entidades territoriales serán las encargadas de verificar el cumplimiento de los parámetros establecidos en la Resolución mediante acciones de seguimiento utilizando para dicho fin, el formato previsto en el anexo técnico de la Resolución.

 

¿Le pareció útil este contenido?