Análisis

Legal

Boletín semanal | Edición 16 / 02 / 16

Superintendencia de Sociedades

La Superintendencia de Sociedades a través del Oficio No. 220 – 000479 del 6 de enero de 2016, hizo una aproximación a la definición de “sociedad de familia”, diciendo que estás son, independientemente del tipo societario, aquellas controladas por miembros de una misma familia, que bien pueden ser hermanos, primos, sobrinos, tíos, abuelos, nietos, etc., es decir, se encuentre controlada económica, financiera o administrativamente por personas ligadas entre sí por matrimonio o por parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad o único civil.

Por otro lado, para aquellas sociedades de familia que tienen junta directiva si bien la norma establece que no puede haber juntas directivas con una mayoría cualquiera formada por personas ligadas entre sí por matrimonio, o por parentesco dentro del tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad o primero civil, la jurisprudencia mercantil ha establecido que se exceptúa de este presupuesto establecido por el legislador, a las sociedades de familia, es decir que estas podrán en su junta directiva, designar personas ligadas entre sí tal y como se entiende por principio a este tipo de sociedades.


Oficio 220 – 000479 de 2016
Superintendencia de Sociedades
Bogotá, 6 de enero de 2016

 

Descargue el oficio

Superintendencia de Sociedades

La Superintendencia de Sociedades a través del Oficio No. 220 – 004640 del 26 de enero de 2016, precisó sobre la responsabilidad que exhibe el liquidador de una sociedad que se encuentra en algún proceso de liquidación, determinando que éste al actuar como administrador y representante legal de la misma, deberá cumplir con las cargas, deberes y responsabilidades previstas en el libro segundo del Código de Comercio, la Ley 1116 de 2006 y de lo previsto en el Decreto 2130 de 2015.

Así las cosas, el mencionado decreto alude que los liquidadores son auxiliares de la justicia y por tanto su oficio será considerado público, ocasional e indelegable. Por lo anterior, el liquidador de una sociedad deberá ser una persona de conducta intachable, gozadora de excelente reputación y de una total idoneidad para cumplir con su función, la cual deberá desarrollar con total imparcialidad e independencia.

Oficio 220 – 004640 de 2016
Superintendencia de Sociedades
Bogotá, 26 de enero de 2016 

Descargue el oficio
¿Le pareció útil este contenido?

Temas relacionados