Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 4 de septiembre, 2018

Procesos de liquidación cuando existe incumplimiento en una promesa de compraventa

Bajo el oficio 220-127618, la Superintendencia de Sociedades dio respuesta a diferentes posiciones sobre sociedades de hecho y su proceso de liquidación cuando existe el incumplimiento de una promesa de compraventa de un inmueble.

Frente a lo anterior, la Superintendencia de Sociedades sostiene:

1. Por regla general, las sociedades de hecho no tienen personería jurídica, por lo cual las obligaciones que contraiga la sociedad de hecho, se entenderán adquiridas por los socios de hecho.

2. Adiciona la Superintendencia, que en el evento que una sociedad de hecho haya sido declarada como sociedad existente mediante sentencia judicial, se le aplicarán para una eventual liquidación, los mismos procesos y normatividad de una sociedad común.    

3. Agrega la entidad, que la finalidad del proceso de liquidación privada o voluntaria, es la realización de los activos sociales con el fin de cancelar las obligaciones a cargo de la sociedad, el liquidador debe informar a los acreedores de la misma sobre el estado de liquidación. Dentro este informe de activos y pasivos, se debe incluir el documento levantado por el notario que acredita el incumplimiento en un contrato de compraventa por parte del vendedor de un inmueble. El cual demuestra, que existe un proceso contra el vendedor/comprador, por el incumplimiento del contrato de promesa compraventa.

4. Por último, señala la Superintendencia, que en el evento que no se haya demandado ante la justicia ordinaria el incumplimiento del contrato de promesa, es responsabilidad del liquidador demandar dicho incumplimiento.

Superintendencia de Sociedades - Concepto 220-127618 del 14 de agosto de 2018

 

 

 

 

Superintendencia de Sociedades Concepto 220-127618 del 14 de agosto de 2018

Consecuencias y motivos para levantar el velo corporativo

Por medio del concepto 220-121488 la Superintendencia de Sociedades señala que, si bien el legislador no ha manifestado las circunstancias puntuales en la cual se puede dar lugar al levantamiento del velo corporativo, realizar este acto supone imponer responsabilidades y penas adicionales a los accionistas, con fundamento en las actuaciones desleales, deshonesta y/o maliciosas de estos últimos en el cual hayan utilizado a la sociedad para estas actuaciones.

Por último, aclara la Superintendencia de Sociedades, que la decisión de levantar el velo corporativo debe ser mediante ordenada de un Juez y que para tomar esta decisión se debe analizar cada caso puntual.

Superintendencia de Sociedades Concepto 220-121488 del 3 de agosto de 2018

 

 

 

 

Superintendencia de Sociedades Concepto 220-121488 del 3 de agosto de 2018
¿Le pareció útil este contenido?