Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 13 de febrero, 2018

Superintendencia de Sociedades

En el concepto No. 220-004618 del 19 de enero de 2018, la Superintendencia de Sociedades, se refiere a la disminución de capital para enervar causal de disolución por perdidas. Específicamente se refiere a la posibilidad de reducir el capital y hacer un reembolso de aportes a los accionistas, cuando aún no se está en causal de disolución, pero sabiendo que se estará en esa situación en un tiempo determinado.

Ante lo anterior, la Superintendencia de Sociedades manifestó que para que sea posible llevar a cabo una disminución de capital es indispensable que se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 145 del Código de Comercio, es decir, que “la sociedad carece de pasivo externo, o que hecha la reducción los activos sociales representan no menos del doble del pasivo externo, o que los acreedores sociales acepten expresamente y por escrito la reducción, cualquiera que fuere el monto del activo o de los activos sociales.” 

Sin embargo, manifiesta la Superintendencia que, si el propósito de la operación es enervar la causal de disolución por pérdidas, es posible disminuir el capital, sin necesidad de cumplir con los requisitos anotados, puesto que la reducción no implica en ese caso un reembolso de aportes. Si la disminución no se hace con este fin y nos cumplen los requisitos del artículo 145 del código de comercio, no se puede llevar a cabo una reducción de capital con reembolso de aportes como consecuencia de la posible entrada en causal de disolución de la sociedad.

Superintendencia de Sociedades.

Concepto 220-004618,

19 de enero de 2018. 

Superintendencia de Sociedades. Concepto 220-004618

Superintendencia de Industria y Comercio

En el concepto 17401465 la Superintendencia de Industria y Comercio manifestó que quien sea el titular de un registro marcario no puede prohibir a un tercero a que haga uso de su marca o signo distintivo para su publicidad. Estableció la Superintendencia de Industria y Comercio, que siempre y cuando el uso de la marca o el signo distintivo se lleve a cabo de buena fe y únicamente con fines de información al público, y no se estén afectando los derechos de los consumidores en cuanto a confusión o inducción a error respecto al origen empresarial de los bienes y servicios que se están identificando.

Por ende, la Superintendencia de Industria y Comercio manifestó que para que se pueda usar una marca ajena se debe cumplir con los siguientes requisitos; 1. Que se haga de buena fe, 2. Que no constituya uso a título de marca. 3. Que se limite a propósitos de identificación o información. Y 4. Que no sea capaz de inducir al público a confusión sobre la procedencia de los productos o servicios.

Superintendencia de Industria y Comercio

Concepto 17401465

17 de enero de 2018

 

Superintendencia de Industria y Comercio Concepto 17401465
¿Le pareció útil este contenido?