Análisis

Legal Corporativo

Boletín semanal | 13 de marzo, 2018

Superintendencia de Sociedades

En el concepto 220-031119 del 26 de febrero de 2018, la Superintendencia de Sociedades se refirió a la liquidación privada de una sucursal de sociedad extranjera. De lo anterior se refirió a dos preguntas específicas. La primera era si existía alguna limitación para nombrar como liquidador de la sucursal de sociedad extranjera a un funcionario de la empresa del país de origen de la sucursal y la segunda si este podía contar con un apoderado general, con las mismas facultades del liquidador. De lo anterior, la Supersociedades determino que “Podrá designarse como liquidador de una sucursal de sociedad extranjera a un extranjero siempre y cuando el objeto de la sociedad no consista en un servicio público o en una actividad declarada como de interés nacional” y determino la Superintendencia de Sociedades que el liquidador puede tener un suplente que cuente con las mismas facultades, el anterior, no siendo un apoderado general sino un suplente que se nombró en el momento de entrada en disolución de la sociedad.

 

Superintendencia de Sociedades

Concepto 220-031119

26 de febrero de 2018

 

Superintendencia de Sociedades Concepto 220-031119

Superintendencia de Sociedades

Pago del anticipo del remanente a socios dentro de un proceso de liquidación privada de una sociedad 

En el oficio 220-021126 del 13 de febrero de 2018, la Superintendencia de Sociedades se refirió a la posibilidad de que una sociedad privada en liquidación que ya pagó todos sus pasivos menos uno laboral que se encuentra en litigio, pueda realizar el giro a los socios, de un anticipo del remanente que recibirá cuando se acabe el proceso. 

Al respecto, la Superintendencia de Sociedades se manifestó de la siguiente manera:


1. Cuando los activos sociales sean suficientes para realizar el pago del pasivo externo e interno de la sociedad, podrán prescindir los liquidadores de hacer efectivo el pago del capital suscrito no cubierto, para compensarlo con lo que corresponda a los asociados deudores en la liquidación, hasta concurrencia de las sumas debidas.

2. Por otro lado, no podrán distribuirse suma alguna a los asociados mientras no se haya cancelado todo el pasivo externo de la sociedad. Pero podrá distribuirse entre los asociados la parte de los activos sociales que exceda del doble del pasivo inventariado y no cancelado al momento de hacerse la distribución. 

3. Por otro lado, señala la entidad que el proceso de liquidación podrá seguir adelante y que en ese caso, se debe realizar una reserva litigiosa la cual estará en cabeza de los liquidadores, y que en el evento que la sentencia o fallo salga a favor de la compañía, dicha suma se devolverá a los asociados. 

4. Adicionalmente, la Superintendencia de Sociedades es clara al indicar que, si la liquidación llega a su fin y la obligación litigiosa aún no se hace exigible, la reserva pasará a estar en un establecimiento bancario, y adiciona la entidad que es obligación del liquidador generar dicha reserva. 

5. Por último, es clara la entidad al señalar que, como regla general los asociados no podrán pedir el reembolso total o parcial de sus aportes hasta que se haya cancelado el pasivo externo, existe la excepción a la regla, en cual el liquidador puede distribuir entre los asociados la parte de los activos sociales que exceda el doble del pasivo inventariado.  

Superintendencia de Sociedades

Oficio 220-021126 del 13 de febrero de 2018

Superintendencia de Sociedades Oficio 220-021126 del 13 de febrero de 2018
¿Le pareció útil este contenido?