Análisis

Código País 2014

Código de Mejores Prácticas Corporativas

El Código País 2014 constituye una guía de las mejores prácticas corporativas que se espera sean adoptadas voluntariamente y llevadas a la práctica por las sociedades Emisoras de Valores de Colombia.

Con el fin de estar en sintonía con los nuevos Lineamientos para un Código Latinoamericano de Gobierno Corporativo de 2013, la Superintendencia Financiera de Colombia – SFC- adopta el Código de Mejores Prácticas Corporativas – Código País-, con el propósito de establecer herramientas y aspectos claves en materia de Gobierno Corporativo para los Emisores de Valores de Colombia. Este nuevo documento, contiene 33 Medidas y 148 recomendaciones en las siguientes áreas:

Derecho y trato equitativo de accionistas

  1. Asamblea General de accionistas
  2. Junta Directiva
  3. Arquitectura de Control
  4. Transparencia e información Financiera y no financiera

Como parte de su estructura, este incluye un área denominada “Arquitectura de Control”, la cual busca la apropiada administración de los riesgos, y en general la gestión de todo el ambiente de control, el sistema de control interno, cumplimiento, información y comunicación, y monitoreo. Todo lo anterior, con el fin de la entidad cuente con la estructura, las políticas y procedimientos necesarios para proveer una seguridad razonable en sus objetivos y actividades, en búsqueda de una mayor eficiencia del negocio, acorde a su naturaleza, tamaño y complejidad. 

Concretamente, de acuerdo con lo previsto en el Código País las funciones de la Junta Directiva en cuanto a la aplicación de una debida Arquitectura de Control, se centran en la consolidación de un ambiente de control eficaz dentro de la sociedad, teniendo como funciones; el promover una cultura de riesgo con alcance a toda la empresa; la determinación de los roles y responsabilidades en la gestión de los riesgos, el control interno y evaluación, con las respectivas líneas de reporte; así como la consideración de los riesgos derivados de la estrategia de la sociedad, a efectos de realizar un adecuado seguimiento y administración de los mismos.

Por su parte, la Arquitectura de Control consagra, en resumen las siguientes medidas:

  • Ambiente de Control: Frente al mismo, la Junta Directiva tiene la responsabilidad de impulsar un ambiente de control.
  • Gestión de Riesgos: Respecto a la Política de Administración de Riesgos, esta deberá ser aprobada por la Junta Directiva. A su vez, deberá existir una supervisión periódica por parte de la Junta de la exposición al riesgo.
    • Se crea la posición o cargo del Chief Risk Officer (CRO) o Gerente de Riesgos, dependiendo del tipo de empresa y complejidad de los negocios.
  • Actividades de Control: La Junta Directiva deberá asumir el rol de velar por la existencia, idoneidad y eficacia del sistema de control interno. En igual sentido, el Comité de Auditoría asume un rol muy importante al respecto. Como postulado base, el Código resalta la exigencia del Principio de Autocontrol del Riesgo.
  • Información y Comunicación: Así mismo, debe existir un mecanismo de reporte eficaz y completo hacia la Junta Directiva y Alta Gerencia.

Aun cuando su aplicación no es obligatoria, se reitera el principio “Cumpla o explique”, el cual obliga a que los Emisores de Valores que no cumplan con una disposición, expliquen las razones por las cuales no dan aplicación a la misma mediante el Reporte de Implementación que deberán rendir ante la SFC.

Si bien el alcance del Código se circunscribe a los Emisores de Valores de Colombia y el mismo es de adopción voluntaria, es importante resaltar, que esto no impide que otro tipo de empresas NO emisoras, sean estas privadas o públicas, puedan adoptar las recomendaciones y medidas contenidas en dicho Código, con el fin de fortalecer sus estructuras y modelos de gobierno.

¿Le pareció útil este contenido?