Análisis

Personas, tecnología y el camino hacia la resiliencia organizacional

Covid-19

Los líderes de tecnología tienen la oportunidad y la obligación de ayudar a guiar a sus organizaciones a través de esta crisis con su conocimiento y el poder de la tecnología, y deben priorizar sus esfuerzos.

Este documento es tomado de Deloitte Canadá y traducido por los consultores, gerentes y socios del área de Risk Advisory Colombia.

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente el COVID-19 como una pandemia. A medida que el mundo sigue lidiando con la incertidumbre en torno a la propagación del COVID-19 y su creciente impacto en los mercados, las cadenas de suministro y otros pilares de la economía mundial, es importante recordar que este evento es ante todo acerca de las personas, sus familias, su bienestar, y las organizaciones e instituciones de las que dependen y confían en tiempos de necesidad. Desde hospitales hasta bancos, tiendas y transporte, es fundamental que estas organizaciones y empresas sean fuertes y resilientes para que puedan servir a las personas que dependen de ellas para proveer productos, servicios y sustento. Sin embargo, según una encuesta reciente de Forrester, sólo el 43% de los encuestados cree que su organización tiene un plan para hacer frente a una crisis como la pandemia COVID-19.

Desde que el nuevo coronavirus fue identificado en China a finales de diciembre de 2019, cientos de miles de personas en más de 100 países y regiones han contraído el virus COVID-19, con víctimas mortales. Con un porcentaje cada vez mayor de casos positivos ahora fuera de China continental, así como la propagación sin precedentes del virus en Italia, la propagación del COVID-19 a otras regiones del mundo representa una grave amenaza para la economía mundial. Ya vemos que está interrumpiendo las cadenas de suministro, la operación de negocios y mercados. Es posible que el impacto total del virus en las organizaciones no sea realmente conocido durante meses. Sin embargo, a medida que las ramificaciones del COVID-19 se extienden a través de la economía mundial y el sector financiero, una cosa es cierta: la tecnología está entre las armas más poderosas en las organizaciones para responder con eficacia y decisión a este desafío.

En el documento encontrará:

1. Respuesta inmediata: Plan, Personas y Consideraciones para los líderes de tecnología

2. Plan: Desarrollo de una estrategia de respuesta

3. Personas: Garantizar la salud, bienestar y productividad

4. Prácticas: Preservar la continuidad del negocio

5. El impacto a largo plazo: Convertirse en un líder resiliente mientras se reinventa el futuro del trabajo

 

 

¿Le pareció útil este contenido?