Análisis

Litigios 

Boletín semanal | 4 de agosto, 2020

El Consejo de Estado precisó que los términos para que el contribuyente y los obligados solidarios y subsidiarios intervengan en los procedimientos tributarios corren de manera independiente a los términos del obligado principal

Con ocasión de un proceso de nulidad y restablecimiento del derecho contra la Circular Nro. 140, del 04 de octubre de 2004, proferida por el director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, el Consejo de Estado mediante sentencia de única instancia, anuló la expresión «En consecuencia, no existen términos independientes para quienes obren en calidad de litisconsortes en relación con el proceso de determinación de impuestos e imposición de sanciones» contenida en la circular demandada.

En esta oportunidad, el Consejo de Estado se ocupó de establecer si, en los supuestos en los cuales la Administración pretensa oponer el mismo título ejecutivo contra el contribuyente y los responsables solidarios y subsidiarios, estos últimos (responsables) deben actuar dentro de los mismos plazos que el contribuyente, o si, por el contrario, los términos para que contesten y recurran las actuaciones de la Administración se contabilizan desde que se les comunican los respectivos actos administrativos.

Para resolver el asunto, la Sala invoca la sentencia C-1201 de 2003 de la Corte constitucional, en la cual se reiteró que los responsables solidarios y subsidiarios de obligaciones tributarias tienen derecho a intervenir en los procedimientos de determinación oficial en igualdad de condiciones respecto del obligado principal. Con lo cual, el Consejo de Estado, concluye que no es correcto supeditar los plazos de los responsables solidarios o subsidiarios al momento en que se notifique al obligado principal, sino que dichos términos deben computarse de manera independiente para cada uno, con independencia de que ese mismo acto se haya notificado a los demás deudores y de que los términos hayan comenzado o no a correr para estos.

Finalmente, el alto Tribunal señala que, en efecto, la Circular Nro. 140 del 4 de octubre de 2004, adolece de nulidad toda vez que desatiende la garantía constitucional del debido proceso, pues los términos para que el contribuyente y los obligados solidarios y subsidiarios, en el curso de los procedimientos tributarios, corren de manera independiente desde el momento en que se le notifica a cada uno el correspondiente acto administrativo.

Consejo de Estado - Sección Cuarta - Sentencia del 12 de marzo de 2020, número interno: 21565, Consejero Ponente: Julio Roberto Piza Rodríguez

Consejo de Estado - Sección Cuarta - Sentencia del 12 de marzo de 2020, número interno: 21565, Consejero Ponente: Julio Roberto Piza Rodríguez
¿Le pareció útil este contenido?