Análisis

Impuestos Corporativos    

Boletín semanal | 14 de octubre, 2020

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público expidió Decreto estableciendo ciertos aspectos tributarios sobre el Programa de Apoyo para el Pago de la Prima de Servicios – PAP

El artículo 7 del Decreto Legislativo 770 de 2020 creó el Programa de Apoyo para el Pago de la Prima de Servicios – PAP, el cual consiste en un programa social del Estado a través del cual se otorga un único aporte monetario de naturaleza estatal, con el objeto de apoyar y subsidiar el primer pago de la prima de servicios de 2020, y mitigar así los efectos económicos derivados de la pandemia.  

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público, expidió el Decreto 1152 de 2020, mediante el cual indicó que en ningún caso los aportes que reciban los beneficiarios del Programa de Apoyo para el Pago de la Prima de Servicios estarán sujetos a retención en la fuente a título del impuesto sobre la renta y complementarios. Asimismo, el Decreto estableció que este tratamiento tributario es aplicable a los beneficiarios del PAP que tengan la calidad de autorretenedores, y, que se establecía sin perjuicio del tratamiento en la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios del periodo gravable 2020 al que están sometidos los aportes recibidos por el beneficiario del programa.  

Ministerio de Hacienda y Crédito Público –  Decreto No. 1152 del 20 de agosto de 2020

Ministerio de Hacienda y Crédito Público – Decreto No. 1152 del 20 de agosto de 2020

El Consejo de Estado se pronunció sobre la necesidad soportar la deducción especial por inversión en activos fijos reales productivos en una factura de venta

El Consejo de Estado dio a conocer su posición sobre la necesidad de que los activos fijos reales productos que daban lugar al beneficio de la deducción especial del artículo 158-3 del Estatuto Tributario estuvieran soportados en facturas de venta; para lo anterior, el Consejo de Estado manifestó que la Sección ha definido un criterio de decisión según el cual la factura es el mecanismo probatorio idóneo para acreditar los costos y deducciones en el impuesto sobre la renta, por lo que para que sea admitida fiscalmente, toda deducción debe constar en una factura que satisfaga los requisitos legales.  

Así las cosas, el Consejo de estado concluyó que las normas vigentes para la época de los hechos enjuiciados exigían que la operación de venta constara en una factura, independientemente de si el bien transado constituía un activo fijo para el comerciante enajenante, o si la venta no se llevaba a cabo en desarrollo de la actividad principal del vendedor, y destacó que en tanto la regulación particular de la deducción especial no estableció mecanismos específicos para acreditar la erogación, entonces esas transacciones de compra se encontraban sometidas a las reglas que de modo general rigen la demostración de las expensas, haciendo alusión a la factura de venta.  

Consejo de Estado – Sentencia No. 22650 del 13 de agosto de 2020

Consejo de Estado – Sentencia No. 22650 del 13 de agosto de 2020
¿Le pareció útil este contenido?