Análisis

Deducibilidad de costos y gastos con documentos POS

Con fecha 27 de febrero de 2019 la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (en adelante “DIAN”) mediante los conceptos 479 y 481 aclaró que para el año gravable 2019 tendrán aceptación los costos y deducciones soportados con documentos emitidos por máquinas registradoras con sistema POS.

La aclaración fue necesaria porque el pasado 28 de diciembre de 2018, fue expedida la Ley 1943 (Ley de Financiamiento), en la cual se introdujeron algunas modificaciones en torno a los dos regímenes de facturación (principalmente facturación electrónica), modificando para tal fin el artículo 616-1 del E.T. de manera parcial.

En lo que tiene que ver con la facturación POS, fue introducido el parágrafo 4 al artículo en comento, estableciendo que los documentos equivalentes POS no otorgan derecho a impuestos descontables en el impuesto sobre las ventas, ni a costos y deducciones en el impuesto sobre la renta para el adquiriente. Así, el adquiriente podrá solicitar al obligado a facturar, factura de venta, cuando en virtud de su actividad económica tengan derecho a solicitar impuestos descontables, costos y deducciones.

De esta manera, una primera interpretación permite concluir que el parágrafo 4 relativo a la facturación POS es de aplicación inmediata, pues atendiendo a su redacción literal, no está sometido a condición alguna para su aplicación, ni se encuentra en principio sometido a la expedición de un decreto  reglamentario.  No obstante, cobra relevancia la introducción al mismo artículo 616-1 del ET del parágrafo transitorio 1, que expresamente señala que “los requisitos, condiciones y procedimientos” contenidos en dicho artículo serán reglamentados por el gobierno nacional.

Es de anotar que este mandato no distingue en algún parágrafo o inciso en específico, sino que se refiere al artículo de manera general como objeto de reglamentación, incluyendo el parágrafo 4 en comento. De esta manera, podría interpretarse que el parágrafo 4 se encuentra aún supeditado a la expedición de un decreto reglamentario para su aplicación.

Asimismo, es importante resaltar que este parágrafo transitorio estableció un porcentaje máximo de costos, deducciones e impuestos descontables que podrá soportarse sin factura electrónica durante los siguientes tres (3) años, de manera progresiva, así:

Año  Porcentaje máximo que podrá soportarse sin factura electrónica
2020 30%
2021 20%
2022 10%

Conforme a lo anterior, y considerando que dicha tabla únicamente contempla desde el año gravable 2020 se podía concluir como una segunda tesis que, para el año gravable 2019, serían aceptados los documentos POS como soporte de costos y deducciones, toda vez que el porcentaje que se admite para soportar dichos rubros sería el 100%.

Ahora bien, es de mencionar que posterior a la expedición de la Ley 1943 de 2018, la DIAN, expidió la Resolución No. 002 de 2019, la cual, entre otros aspectos, reiteró lo estipulado en el parágrafo 4 del artículo 616-1 del E.T., replicando la regla según la cual los documentos equivalentes POS no son aceptados como soporte de costos, deducciones e impuestos descontables[1], sin considerar el parágrafo transitorio, lo cual conlleva a que los funcionarios amparándose en la Resolución mencionada que tiene aplicación inmediata (enero de 2019) rechacen partidas soportadas en tiquetes POS.

Bienvenidos los pronunciamientos de la DIAN que dilucidan la incertidumbre generada, sin embargo, los contribuyentes deben prepararse durante el 2019, revisando los procesos de compra para tomar las medidas que tiendan a evitar el impacto negativo en la tasa efectiva de tributación por el rechazo de costos y deducciones a partir del año gravable 2020.

Finalmente, es importante considerar que, dado que el tiquete POS no tiene discriminado el IVA, el mismo nunca ha sido valido para soportar IVA descontables.

De este modo, es recomendable que en caso que se adquieran bienes a proveedores que emiten documentos POS, se le solicite al respectivo emisor la factura de venta a fin de que se cuente con el soporte apropiado a los costos, deducciones e impuestos descontables.   

[1] Parágrafo 1, artículo 2 de la Resolución 002 de 2019 (DIAN).

¿Le pareció útil este contenido?