Análisis

Efectos del COVID-19 en materia de Precios de Transferencia 

Flash Extraordinario 

Hoy en día, el tema de conversación más importante a nivel internacional es la pandemia del COVID-19 (Coronavirus). Además del serio impacto que supone en temas de salud, éste también está afectando elementos esenciales de la economía mundial, tales como la producción, cadenas de suministro, hábitos de consumo, entre otros. Industrias como la de las líneas aéreas, hotelera y turismo, electrónica, bienes de consumo, farmacéutica y equipamiento médico están experimentando un serio impacto, en tanto que los mercados bursátiles a nivel internacional son cada vez más volátiles.


Es en este contexto que los grupos multinacionales a nivel internacional han comenzado a considerar cómo es que una posible recesión económica pueda impactar su situación fiscal y en materia de precios de transferencia, especialmente en aquellas industrias que han resultado más afectadas.

A la emisión de este comunicado, en Colombia no se ha realizado ningún anuncio público con respecto a las medidas que serían tomadas específicamente en materia de precios de transferencia. No obstante, el presente artículo explora las potenciales implicaciones en materia de precios de transferencia del COVID-19 en los modelos de negocio comunes en el país, y analiza las posibles medidas prácticas que los contribuyentes pueden aplicar de manera proactiva sobre su posición en la materia.

Impacto: Operaciones de financiamiento intragrupo

Considerando la volatilidad presente en el mercado nacional e internacional como consecuencia del COVID-19, y las medidas de los gobiernos para contenerlo, uno de los primeros efectos esperados es la disminución en el flujo de caja a lo largo de toda la cadena de valor. Este hecho ha generado que las entidades financieras se vean en la necesidad de renegociar las condiciones de sus préstamos para apoyar a sus clientes, mediante tasas de interés preferenciales, el reperfilamiento de las operaciones de financiamiento al mediano y largo plazo, el otorgamiento de periodos de gracias para el pago de capital e/o intereses, entre otros.

En este sentido, es posible realizar ajustes en las políticas de financiamiento intragrupo, considerando las distintas alternativas que han surgido a partir del brote del COVID-19, con el fin de asegurar el flujo de caja para las compañías que conforman los grupos multinacionales. No obstante, se debe revisar cada caso en detalle para construir un archivo de defensa lo suficientemente sólido, y evaluar las opciones reales del deudor en el mercado.

Impacto: Actividades de manufactura, distribución, y prestación de servicios

Mientras que el brote del COVID-19 es mundial, ciertas industrias y negocios son más sensibles a los efectos de una recesión económica. Por ejemplo, negocios que generalmente implican una mayor proporción de costos fijos para su operación, puede que se vean más afectados que aquellos con una mayor proporción de costos variables.

Industrias con costos fijos considerables, tales como la manufacturera, es probable que experimenten un efecto significativo. De igual manera, ciertas actividades de distribución se verán afectadas en la medida que necesiten vender un cierto volumen de inventarios para cubrir sus costos fijos. En Colombia, considerando una legislación que resulta en una fuerza laboral poco flexible, los costos de la misma pueden asimilarse a un costo fijo a largo plazo para un empresa. Por lo cual, dependiendo de la duración de la pandemia, negocios con una importante fuerza laboral permanente pueden verse substancialmente afectados..

Impacto: Modelos de precios de transferencia de “riesgo limitado”

Las subsidiarias de distintos grupos multinacionales en Colombia operan bajo modelos de “riesgo limitado” basados en el Método de Márgenes Transaccionales de Utilidad de Operación (TU).

Este modelo puede ser usado por manufactureros por contrato, proveedores de servicios por contrato y/o distribuidores de riesgo limitado. Frecuentemente, se considera que un modelo de precios de riesgo limitado otorga a los contribuyentes un “rendimiento garantizado” por sus actividades. Sin embargo, las autoridades fiscales del exterior, podrían cuestionar el resultado de dichos modelos de precios de transferencia, en el caso de una recesión o desaceleración significativa del mercado, que puede resultar del brote del COVID-19.

Es así como el impacto de tal desaceleración del mercado dependa – en gran medida – del perfil del riesgo de la filial colombiana. Por ejemplo, un distribuidor de riesgo limitado típico, puede estar expuesto a ciertos riesgos de mercado que pueden resultar en una pérdida de flujos de ingresos. De igual manera, si el distribuidor colombiano es responsable de administrar y controlar sus costos fijos, podría estar expuesto al riesgo de costos fijos de acuerdo a su nivel.

Con el fin de poder visualizar el impacto del brote del coronavirus en una subsidiaria colombiana en particular, el contribuyente necesitaría considerar el análisis de su perfil de riesgo. Por lo cual, cualquier análisis de riesgo debería partir de las condiciones incluidas en los contratos intercompañía que ha celebrado. Por otro lado, para empresas sin contratos intercompañía, es recomendable que los contribuyentes observen el curso de negocios en los últimos años para el análisis del perfil de riesgo.

Consideraciones prácticas

Para los contribuyentes que siguen una estrategia de soportar sus políticas de precios de transferencia, la documentación debe ser consistente con los resultados del análisis de riesgo mencionado anteriormente. En la medida que una entidad local experimente una reducción significativa en su margen operacional o se encuentre en una posición de pérdida operativa, una explicación adicional y el soporte de dicho resultado debe ser suministrado. Adicionalmente, el análisis de la industria generalmente incluido en la documentación de precios de transferencia, puede convertirse en un aspecto central y más significativo en las estrategias de análisis y documentación en los próximos años.

En términos del análisis económico, los contribuyentes pueden requerir la aplicación de distintos ajustes económicos para respaldar y soportar los resultados propios y de sus subsidiarias, tales como los ajustes por costos fijos determinados por el impacto en una disminución en el volumen de la operación. Es aconsejable mantener los registros de los costos y gastos extraordinarios incurridos para responder a la recesión del mercado, así como un seguimiento detallado de la capacidad ociosa respecto de la mano de obra contratada, las plantas de producción e instalaciones de almacenamiento.

Finalmente, dependiendo de la política de precios de transferencia del contribuyente, pueden ser necesarios ajustes significativos al cierre de uno o varios ejercicios fiscales como resultado de una profunda recesión económica. Es por ello importante que el mecanismo de dichos ajustes esté incluido en un contrato intercompañía y respaldado en la documentación de precios de transferencia.

Contáctenos

Bruno Urrieta

Socio Precios de Transferencia

burrieta@deloitte.com


Alejandra Barrera

Gerente Precios de Transferencia

obarrera@deloitte.com

 
Daniel Ortega

Gerente Precios de Transferencia

daniortega@deloitte.com


Diego León

Gerente Precios de Transferencia

dileon@deloitte.com

Margarita Gonzalez

Gerente Precios de Transferencia

margagonzalez@deloitte.com

¿Le pareció útil este contenido?