Análisis

Litigios 

Boletín semanal | 14 de agosto, 2018

A la Autoridad Tributaria le corresponde la carga de la prueba en aquellos casos en los cuales se pretenda alterar el aspecto positivo de la base gravable

El Consejo de Estado, mediante sentencia de segunda instancia señaló que, en virtud del artículo 746 del Estatuto Tributario, en los procesos donde se pretende modificar la declaración privada de los contribuyentes, la carga probatoria es asignada a la Autoridad Tributaria, quien, a través de las facultades de fiscalización, se encuentra en la obligación de desvirtuar la presunción de la declaración que se pretende modificar.

No obstante lo anterior, señaló que la carga probatoria que impone dicha norma no es absoluta, y una vez desvirtuada la presunción reconocida en favor de las declaraciones privadas, en virtud de lo dispuesto en el artículo 742 del mismo Estatuto, son admisibles las instituciones probatorias del proceso civil, según el cual, corresponde a las partes probar el supuesto de hecho de las normas que establecen los efectos jurídicos que estas persiguen. Así, aclara el Alto Tribunal que corresponderá la carga de la prueba de los aspectos negativos de la base imponible al sujeto pasivo del impuesto, y contrario sensu, en aquellos casos en donde se pretenda alterar aspectos positivos de la misma, la carga se asigna a la autoridad, quien, para dichos efectos, se constituye como el sujeto que invoca a su favor la modificación respectiva.

Consejo de Estado – Sección Cuarta- Sentencia Rad. 08001233300020120044201 del 31 de mayo de 2018. M.P. Julio Roberto Piza Rodriguez 

Consejo de Estado – Sección Cuarta- Sentencia Rad. 08001233300020120044201 del 31 de mayo de 2018. M.P. Julio Roberto Piza Rodriguez
¿Le pareció útil este contenido?