Análisis

Segmentos de medios de comunicación digitales: Mirando más allá de las generaciones

Para las compañías de medios de comunicación y entretenimiento, la edad realmente es solo un número

¿Quién está mirando? Para las compañías de medios de comunicación y entretenimiento [media and entertainment (M&E)], ya no es adecuado solo clasificar los clientes en grupos demográficos. Los nuevos patrones de consumo de los medios de comunicación sugieren que las firmas de M&E deben mirar el comportamiento del espectador, más que la edad.

¿Las compañías de M&E necesitan cambiar cómo ellas ven a los consumidores?

Desde el principio, la mayoría de las compañías de medios de comunicación y entretenimiento han agrupado a los clientes en categorías demográficas; ello ha sido la manera más simple, más sencilla para clasificar los clientes para los anunciantes y el desarrollo de contenido. Pero la edad siempre ha sido una métrica simple, como lo son el género y los ingresos.1 Y para las M&E, la historia que los datos demográficos cuentan crecientemente es incompleta – todavía valiosa para algunas aplicaciones, pero a menudo necesitando iluminación adicional

En la medida en que la tecnología se vuelve crecientemente democratizada y accesible, las M&E y las compañías de TV por cable están cambiando desde centrarse en los indicadores usuales – por ejemplo, clasificaciones de TV para el preciado segmento entre 18 y 35 años – para mirar más estrechamente los patrones del comportamiento del consumo de los medios de comunicación. Esto no significa que, por ejemplo, cada red necesite emular a Netflix, con algoritmos que le permiten desarrollar unos 75,000 géneros diferentes de contenido.2 Pero sugiere que los proveedores podrían mirar adoptar un enfoque más granular y comportamental para las relaciones con el consumidor.

Segmentos de medios de comunicación digitales

La tecnología que se desarrolla rápidamente no solo ha generado disrupción en industrias y modelos de negocio – hay evidencia de que está cambiando el comportamiento del consumidor y está reorganizando la manera como las compañías deben ver a sus clientes. 

¿Le pareció útil este contenido?