Análisis

Más inteligentes juntos

Por qué la inteligencia artificial necesita diseño centrado-en-lo-humano

Por James Guszcza

Quienes buscan más allá del brillo de la inteligencia están equivocados al tratar de convertirla en el metal base de la computación. -Terry Vinograd

 

Es común identificar la IA con máquinas que piensan como humanos o simulan aspectos del cerebro humano. Quizás aún más común es la identificación de la IA con varias técnicas de aprendizaje de máquina. Es verdadero que el aprendizaje de máquina aplicado a grandes datos permite poderosas aplicaciones de IA que varían desde carros sin conductor hasta asistentes personales facilitados-por-voz. Pero no todas las formas de IA involucran aprendizaje de máquina que esté siendo aplicado a grandes datos. Es mejor comenzar con una definición funcional de IA. “Cualquier programa puede ser considerado IA si hace algo que nosotros normalmente pensaríamos de ello como inteligente en humanos,” escribe el científico de computadores Kris Hammond. “Cómo el programa hace esto no es el problema, solo si es capaz de hacerlo. Esto es, ello es IA si es inteligente, pero no tiene que ser inteligente como nosotros.”

Según esta definición expansiva, la automatización de la rutina del computador, explícitamente definida como tareas de “procesos robóticos” tales como cobrar cheques y formas de pre-poblados de Recursos Humanos cuentan como IA. También lo hace la aplicación perspicaz de productos de la ciencia de datos, tales como usar un algoritmo predictivo del árbol de decisión para la asignación de grados de urgencia de los pacientes en la sala de urgencias. En cada caso, el algoritmo realiza una tarea previamente hecha solo por humanos. Aun así, es obvio que ningún caso involucra imitar la inteligencia humana, ni aplicar aprendizaje de máquina a conjuntos masivos de datos.

 

Descargar documento
¿Le pareció útil este contenido?