Sobre patriotismo, cierre fiscal y paz social

Noticias

Sobre patriotismo, cierre fiscal y paz social

por Marcelo Guevara Leandro, consultor de impuestos Deloitte

El mes de setiembre conmemora la independencia de nuestro país y despierta en los costarricenses los más altos valores patrióticos. Según el diccionario de la Real Academia Española, un patriota es una “persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.”

El amor a Costa Rica es evidente en la mayoría de sus habitantes. Desde aquellos deportistas que con honor nos representan en competiciones internacionales, hasta el más incógnito agricultor que con sus prodigiosas manos cultiva los alimentos que consumimos a diario.

Ahora bien, ¿Cómo podemos la generalidad de las personas procurar el bien a nuestra patria? Esta interrogante tiene múltiples respuestas. Pero una de las más importantes es declarando y pagando adecuadamente nuestras obligaciones tributarias. Así lo dicta el artículo 18 de nuestra Constitución Política, cuando establece que “los costarricenses deben observar la Constitución y las leyes, servir a la Patria, defenderla y contribuir para los gastos públicos.”

Algo similar dijo el poeta estadounidense Oliver Wendell Holmes, cuando sabiamente manifestó que “los tributos son el precio que pagamos para vivir en una sociedad civilizada”. Esto toma mayor relevancia en Costa Rica, donde no contamos con industrias estatales que exploten recursos naturales como el gas, acero o petróleo. En nuestro país por medio de los tributos se logra mantener la esencial estructura que llamamos Estado. Con los tributos que pagamos se construyen los puentes y las escuelas, los hospitales y los polideportivos, las carreteras y las aceras que caminamos; pero sobre todo se construye a diario un activo abstracto, de propiedad y disfrute generalizado, que podemos denominar como la paz social.

La paz social propicia que tengamos bienes de nuestra propiedad. Que podamos tener una identidad. Que gocemos de una familia. Que caminemos tranquilamente por un parque. Que podamos votar por quien creemos nos puede gobernar mejor. La paz social en Costa Rica la inhalamos al nacer y la exhalamos el último día de nuestra vida. Somos privilegiados entre los privilegiados.

El mes de setiembre es el de la patria por la independencia y lo debe ser también porque muchos de los contribuyentes tienen el cierre fiscal del impuesto sobre la renta. Este es un momento crucial en el año para ser patriotas, para demostrar nuestro amor por Costa Rica, procediendo a pagar adecuadamente nuestras obligaciones fiscales.

Si tenemos dudas durante la confección de nuestras declaraciones de impuestos, busquemos de inmediato asesoría profesional. Si no queremos pagar lo que corresponde, detengámonos y pensemos un momento en lo que seriamos sin la paz social; sin duda alguna, no seriamos nada.

Publicado en diarioextra.com
21 de septiembre de 2016

Did you find this useful?