tax flash

Noticias

El 28 de mayo de 2015 entran a regir cambios incorporados con la Reforma a la Ley del Sistema de Banca para el Desarrollo

27 de mayo de 2015

Tax Flash

Impacto para aquellas transacciones que aplicaron el transitorio V o la vigencia a partir de seis meses

Tal y como oportunamente se les informó la Reforma Integral a la Ley No. 8634, “Ley del Sistema de Banca para el Desarrollo, y Reforma de Otras Leyes” fue firmada por el Presidente de la República el 2 de noviembre del presente año, pero entró a regir a partir de su publicación en La Gaceta, ocurrida el 27 de noviembre de 2014, tomando en cuenta para efectos fiscales la salvedad incorporada en el Transitorio V de dicha norma.

La modificación sustancial la sufrió el artículo 59 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, que regula las tarifas del impuesto sobre las remesas al exterior. Concretamente, introduce una reforma sustancial al tratamiento aplicable a los intereses, comisiones y otros rubros de naturaleza financiera que se paguen a favor de personas físicas o jurídicas no residentes en Costa Rica.

El texto vigente señala:

“ (…) h) Por intereses, comisiones y otros gastos financieros, así como por los arrendamientos de bienes de capital pagados o acreditados por personas físicas o jurídicas domiciliadas en Costa Rica a entidades o personas físicas del exterior, se pagará una tarifa del quince por ciento (15%) del monto pagado o acreditado.

Los intereses, las comisiones y otros gastos financieros que paguen o acrediten personas físicas o jurídicas domiciliadas en Costa Rica a los bancos extranjeros que forman parte de un grupo o conglomerado financiero costarricense regulados por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero pagarán una tarifa del cinco coma cinco por ciento (5,5%) durante el primer año de vigencia de esta ley; durante el segundo año pagarán un nueve por ciento (9%); durante el tercer año pagarán un trece por ciento (13%) y, a partir del cuarto año, pagarán un quince por ciento (15%) del monto pagado o acreditado.

Por intereses, comisiones y otros gastos financieros que paguen o acrediten las entidades sujetas a la vigilancia e inspección de la Superintendencia General de Entidades Financieras a entidades del extranjero que estén sujetas a la vigilancia e inspección en sus correspondientes jurisdicciones, se pagará una tarifa del cinco coma cinco por ciento (5,5%) del monto pagado o acreditado.”

Se entiende entonces que la tarifa general entró a regir del 15% a partir de la vigencia de la Ley, sin importar la fecha de suscripción de la operación, sin embargo, tenemos que considerar las precisiones contenidas en el transitorio V, que más adelante explicamos.

Se aplicará una tarifa del 5.5% por los pagos que hagan los bancos locales debidamente inscritos en la SUGEF, siempre que sean a favor de bancos igualmente registrados en su correspondiente plaza.

La medida resulta gradual, en 4 años (5,5; 9; 13 y 15%), tratándose de pagos hechos –por clientes- a entidades del exterior que formen parte de un grupo o conglomerado financiero inscrito ante el CONASSIF.

Sin embargo, se consideró excepciones, como que una vez transcurridos 6 meses de la publicación de la Ley, tratándose de operaciones suscritas con anterioridad al 27 de noviembre, dejarán de estar exentos los intereses y otros rubros pagados a favor de Bancos de Primer Orden o de Entidades que Normalmente se dedican a efectuar operaciones internacionales.

En cuanto a las exenciones, la norma indica:

Se exoneran del pago del impuesto señalado en este inciso los intereses y las comisiones, y otros gastos financieros que procedan de créditos otorgados por bancos multilaterales de desarrollo y organismos multilaterales o bilaterales de desarrollo, así como las organizaciones sin fines de lucro que estén exoneradas del impuesto o no sean sujetas al impuesto según la legislación vigente.¨ Por cualquier otro pago basado en intereses, comisiones y otros gastos financieros no comprendidos en los enunciados anteriores, se pagará una tarifa del quince por ciento (15%).”

Se debe prestar muchísima atención a TODOS los pagos que actualmente se realizan al exterior, a entidades de primer orden o entidades que normalmente realizan operaciones internacionales, relacionados con operaciones o servicios financieros, a efectos de determinar si resultan incididas por la retención. Lo mismo para pagos por la importación financiada de mercancías.

También se derogó el Impuesto Especial ($125 mil) que gravaba las Off Shore y otras entidades vinculadas a Bancos locales, que regulaba el artículo 61 bis de la LISR.

El transitorio V indica que los pagos de intereses, comisiones y gastos financieros de los créditos ya existentescontinuarán con el tratamiento que actualmente tienen por un periodo de seis meses más después de la vigencia de la Ley, una vez transcurrido este plazo –o tratándose de operaciones nuevas, posteriores al 28 de noviembre, esto ocurrirá de manera inmediata-, el tratamiento deberá ser el que se indica en la Reforma, el cual para todos los efectos entra a regir el 28 de mayo de 2015.

Resumen:

  • Sobre deudas con bancos locales: no se aplican retenciones.
  • Sobre deudas con entidades del exterior, como regla general, por el pago de intereses, comisiones y arrendamiento de bienes de capital, que no forman parte de Conglomerado o Grupo Financiero costarricense, y son reguladas en su país: retención del 15%. Si el pagador es un Banco local, la retención es del 5,5%.
  • Sobre deudas con entidades del exterior, que no forman parte de Conglomerado o Grupo Financiero costarricense y no tienen regulaciones en su país: a partir de sexto mes de vigencia de la Ley, tienen retención del 15%.
  • Sobre deudas con entidades del exterior, que forman parte de Conglomerado o Grupo Financiero costarricense: a partir del sexto mes de vigencia de la Ley, tienen retención del 5,5% durante el primer año, del 9% durante el segundo año, del 13% durante el tercer año, y a partir del cuarto año del 15%. Si el pagador es un Banco local, la retención es de 5,5% desde el inicio.
  • Sobre préstamos cuyos pagos se realizan a un banco del exterior, que luego distribuye los pagos en la proporción correspondiente a cada banco participante del préstamo: Si dentro del contrato no se separa la porción de intereses, comisiones u otros gastos financieros pertenecientes a cada banco, a partir de sexto mes de vigencia de la Ley, tienen retención del 15%. Si se realiza dicha separación, y hay participación de bancos que tienen vinculación con grupos financieros locales; para los mismos, a partir de sexto mes de vigencia de la Ley, tienen retención del 5,5% durante el primer año, del 9% durante el segundo año, del 13% durante el tercer año, y a partir del cuarto año del 15%. Si el pagador es un banco local, la retención es del 5,5% desde la vigencia de la Ley.
  • Sobre préstamos con entidades financieras o bancos del exterior, arrendamientos de bienes de capital, cuyos contratos fueron firmados luego de la entrada en vigencia de esta Ley, se aplica una retención del 15% a partir de la entrada en vigencia de la Ley. Algo similar ocurriría tratándose de créditos que no sean para actividades agrícolas o industriales, y que además hubiesen sido otorgados por Bancos de Primer Orden que –por alguna razón- NO están, a su vez, inscritos en el Banco Central como Entidades que Normalmente se dedican a efectuar operaciones internacionales.
  • Por cualquier otro pago basado en intereses, comisiones y otros gastos financieros no comprendidos en los enunciados anteriores, se pagará una tarifa del 15% a partir de la entrada en vigencia de la Ley.
  • La tarifa es 0% cuando el acreedor es un Banco u Organismo Bilateral o Multilateral de Desarrollo.
  • Como consecuencia de esta reforma dejan de tener relevancia fiscal las categorías de Banco de Primer Orden y de Entidades que normalmente se dedican a operaciones internacionales.

Acciones a tomar:

  • Adquiere relevancia el identificar los Bancos y Organismos Bilaterales y Multilaterales de Desarrollo; así como las características que deben revestir los documentos que acrediten la condición de Banco autorizado en su plaza.
  • Además, es necesario profundizar en las características que pueden revestir ciertas operaciones de crédito en las que el banco local NO actúe como deudor directo, fundamentalmente en supuestos donde se participa a otras entidades en el otorgamiento del crédito, para establecer qué nivel de participación dentro de la operación de crédito daría lugar a la aplicación de la tarifa del 5.5%.
Did you find this useful?