Ideas

Implicaciones potenciales de COVID-19 para el sector bancario y de los mercados de capitales

Mantener la resiliencia empresarial y operativa

Conozca las preguntas que los líderes de la banca y los mercados de capitales deberían hacerse en este momento y qué pasos de acción deberían considerar frente a COVID-19.

El impacto de COVID-19 en individuos, comunidades y organizaciones está evolucionando rápidamente. Un artículo reciente de Deloitte Insights postuló cuatro escenarios diferentes para la economía global como resultado de COVID-19, que varió desde un golpe leve y temporal hasta el peor de los casos, una crisis financiera global.1 Desafortunadamente, COVID-19 llegó cuando la economía global ya mostraba signos de desaceleración.2

Además de los efectos en el lado de la oferta y la demanda, COVID-19 ya ha sacudido los mercados financieros. Desde el 21 de febrero de 2020, los rendimientos de los bonos, los precios del petróleo y las acciones han caído bruscamente, y billones de dólares, en casi todas las clases de activos, han buscado seguridad. En los Estados Unidos, los rendimientos de los bonos a 10 años han caído por debajo del 0,5 por ciento3 (figura 1), y los precios de las acciones en los principales índices bursátiles de todo el mundo han caído. Parece, a partir de ahora, que los mercados están tratando de fijar precios utilizando el peor de los casos, que recientemente ha aumentado la volatilidad (figura 2).

Descargue el PDF

Con las perturbaciones continuas en el lado de la oferta y la demanda, existe la posibilidad de una mayor interrupción del mercado. Las instituciones y los individuos pueden estar experimentando problemas de liquidez, incluido el acceso limitado al crédito. Esto podría, a su vez, aumentar la probabilidad de incumplimiento, especialmente cerca o en el grado especulativo de la deuda corporativa. La deuda privada, incluida la deuda corporativa y familiar, ha alcanzado niveles récord recientemente, y aproximadamente la mitad del mercado de grado de inversión actualmente tiene una calificación de triple B.4

Mientras tanto, los bancos centrales de todo el mundo ya han intervenido proactivamente para calmar los mercados y mostrar su compromiso de utilizar todas las medidas posibles. En su primer movimiento de emergencia desde la recesión en 2008, la Reserva Federal de EE. UU. (Fed) recientemente redujo la tasa de fondos federales en 50 puntos básicos.5 La Fed también ha intervenido activamente en el mercado de repos para agregar más liquidez.6 Mientras tanto, el banco de Japón (BoJ) emitió una declaración de emergencia indicando que inyectaría liquidez en el mercado al aumentar las compras de activos.7 El Banco Popular de China (PBoC) también ha inyectado más de 240 mil millones de dólares de liquidez en el sistema financiero como contramedida al virus.8 Además, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo (BCE) han anunciado varios planes para contrarrestar COVID-19 en los próximos días.9

Pero a medida que se desarrolla la situación, los bancos centrales, los reguladores y los gobiernos pueden requerir más acciones, lo que requeriría una coordinación rápida a nivel nacional e internacional.

Mientras tanto, las empresas bancarias y de mercados de capital de todo el mundo se están movilizando y tomando medidas para minimizar los efectos de COVID-19 en las operaciones diarias. Las empresas están probando e implementando planes de continuidad / contingencia comercial, que incluyen arreglos alternativos en el lugar de trabajo, como sitios de trabajo divididos, trabajar desde casa y turnos rotativos para todo tipo de empleados, incluso comerciantes.10 Muchos también han instituido prohibiciones de viaje universales más allá de los países que experimentan los efectos más graves, y han cancelado grandes eventos. Las instituciones también han aumentado las medidas para garantizar la seguridad y la salud de sus empleados a través de diversos medios. Los bancos también han solicitado que los reguladores alivien los requisitos de capital.11 Algunos reguladores, como la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC), han otorgado alivio proactivo para la información financiera regulatoria a las empresas afectadas por COVID-19.12

Muchos bancos también actúan como ciudadanos responsables al otorgar préstamos a prestatarios muy afectados, renegociar los términos de crédito e incluso donar máscaras faciales a sus clientes.13

Más allá de las acciones operativas ya en marcha, los bancos y los mercados de capitales deben permanecer hipervigilantes. También deben considerar activamente las implicaciones financieras, de riesgo y de cumplimiento normativo a corto y mediano plazo que resultan de la continua incertidumbre en torno a COVID-19.

Este artículo explora estas implicaciones. También plantea preguntas sobre áreas clave que los líderes de la banca y los mercados de capitales deberían preguntarse en este momento y proporciona pasos de acción para que se consideren.

Por supuesto, cualquier acción tomada dependerá del contexto específico de la organización y sus circunstancias únicas con respecto a la exposición al virus. Además, las prioridades organizacionales pueden cambiar dramáticamente dependiendo de cómo se desarrolle la situación.

No conocemos las implicaciones a largo plazo de COVID-19 para los mercados financieros y las empresas bancarias y de mercados de capitales. Pero cuando regrese la normalidad, los bancos y las empresas de los mercados de capitales probablemente habrán aprendido algunas lecciones. Estos pueden incluir la mejor manera de retener la capacidad de recuperación operativa cuando se enfrenten a futuras pandemias, y posiblemente cómo diseñar nuevos modelos operativos, como arreglos de trabajo alternativos. COVID-19 puede acelerar aún más la migración a canales digitales y conectividad.

Implicaciones específicas para las empresas bancarias y de mercados de capital

Fuentes: Rachel Louise Ensign, Liz Hoffman y Justin Baer, Wall Street scrambles to harden virus defenses, Wall Street Journal, 1 de marzo de 2020; Pete Schroeder y Michelle Price, Wall Street regulator paves way for home trading as coronavirus spreads Reuters, 9 de marzo de 2020; Laura Noonan, Nicholas Mcgaw y Primrose Riordan, Banks seek trading rule guidance as coronavirus spreads, Financial Times, 6 de marzo de 2020.

Fuentes: Banco de la Reserva Federal de St. Louis Overnight repurchase agreements: Treasury Securities purchased by the Federal Reserve in the temporary open market operations, consultado el 9 de marzo de 2020; Banco Central Europeo, Statement by the president of the ECB, 2 de marzo de 2020; John Ainger y Anooja Debnath Investors dodging market meltdown say they can’t find liquidity, Bloomberg, 9 de marzo de 2020; Sohini Chowdhury y Cristian deRitis, "Más allá de la teoría: una guía práctica para usar pronósticos económicos para las estimaciones de CECL", Moody’s Analytics, agosto de 2018; Laurent Birade, CECL: Credit cards and lifetime estimation—a reasonable approach, Moody’s Analytics, septiembre de 2018; David Enrich, James B. Stewart y Matt Phillips, Spiraling virus fears are causing financial carnage, New York Times, 6 de marzo de 2020.

Fuentes: Laura Noonan, Nicholas Mcgaw y Primrose Riordan, Banks seek trading rule guidance as coronavirus spreads, Financial Times, 6 de marzo de 2020; Alexandra Dimitrijevic y Paul F. Gruenwald, Coronavirus casts shadow over credit outlook, S&P Global Ratings, 11 de febrero de 2020; Sinead Cruise y Lawrence White, The end of Libor: the biggest banking challenge you've never heard of, Reuters, 8 de octubre de 2019.

Implicaciones generales para los bancos y las empresas del mercado de capitales

Agradecimientos

Los autores, Val Srinivas, Jan-Thomas Schoeps y Tiffany Ramsay, desean agradecer a Vik Bhat, Gopi Billa, Craig Brown, Joan Cheney, Margaret Doyle, Marjorie Forestal, Sebastian Gores, Ed Hida, Mike Jamroz, David Myers, David Strachan, Troy Vollertsen, y los muchos otros que proporcionaron ideas y perspectivas en el desarrollo de este artículo.

Imagen de portada por: Alex Nabaum

Notas finales

  1. Daniel Bachman, The economic impact of COVID-19 (novel coronavirus), Deloitte Insights, 3 de marzo de 2020.
  2. Fondo Monetario Internacional, "Mapeador de datos del FMI: crecimiento del PIB real (octubre de 2019)", 2019.
  3. Banco de la Reserva Federal de St. Louis, 10-Year Treasury constant maturity rate, consultado el 9 de marzo de 2020.
  4. Mohamed El-Erian, “Coronavirus raises the risk of real trouble in corporate bonds,” Financial Times, March 3, 2020.
  5. Jeanna Smialek, “Fed official says central bankers are aligned in coronavirus response,” New York Times, March 5, 2020.
  6. Federal Reserve Bank of St. Louis, “Overnight repurchase agreements: Treasury Securities purchased by the Federal Reserve in the temporary open market operations,” accessed March 9, 2020.
  7. Robin Harding and Hudson Lockett, “BoJ spurs Asia markets rebound with vow to fight coronavirus,” Financial Times, March 2, 2020.
  8. Ibid.
  9. Bank of England, “Governor statement to Treasury Select Committee, on behalf of the FPC, MPC and PRC,” March 3, 2020.
  10. Rachel Louise Ensign, Liz Hoffman, and Justin Baer, “Wall Street scrambles to harden virus defenses,” Wall Street Journal, March 1, 2020.
  11. Renae Merle, “Big banks want regulation eased because of coronavirus. Experts call it opportunistic,” Washington Post, March 3, 2020.
  12. US Securities and Exchange Commission, “SEC provides conditional regulatory relief and assistance for companies affected by the coronavirus disease 2019 (COVID-19),” March 4, 2020.
  13. Elliot Wilson, “Coronavirus is cost and opportunity for Asia’s banks,” Euromoney, March 2, 2020.

Autores

Scott Baret
Vicepresidente | Líder de Banca y Mercados de Capital de EE. UU. | Deloitte & Touche LLP
sbaret@deloitte.com

Anna Celner
Líder de práctica Global de Banca y Mercados de Capital | Deloitte Consulting Suiza
acelner@deloitte.ch

Monica O'Reilly
Líder de la industria de Servicios Financieros de EE. UU. | Asesoría financiera y Riesgos de Deloitte | Deloitte & Touche LLP
monoreilly@deloitte.com

Mark Shilling
Líder de Banca y Mercados de Capital de EE. UU. | Deloitte Consulting LLP
mshilling@deloitte.com

Contacto

Alfredo Gómez
Socio de Consultoría de Costa Rica | Deloitte Consulting CR, S.A.
alfrgomez@deloitte.com

Contacto

Rebeca Benavides
Gerente de Consultoría de Costa Rica | Deloitte Consulting CR, S.A.
rebenavides@deloitte.com

Did you find this useful?