Perspectivas

Los porcentajes del PIB: la costosa relación de amor y odio

19 de agosto de 2016

El gráfico de la semana

¿Qué tienen en común el 4% a la educación, el 50% de la deuda y el 15% de la presión tributaria?

El común denominador de esos números, que a menudo son citados en la prensa y los medios, es que los tres están expresados como porcentaje del PIB. Pero el impacto que tiene el movimiento del PIB en cada indicador es distinto.

Si el PIB crece, le llegan más recursos a educación, pero esto no necesariamente significa que hayan aumentado los ingresos fiscales. Ese incremento del PIB también ayuda a que la relación de deuda se mantenga o disminuya. Así mismo, si no aumentan los ingresos, esto perjudicaría el indicador de la presión tributaria.

El uso del PIB para representar la relatividad de otros indicadores tiene diversas limitaciones, entre ellas:

  1. el gobierno no lo controla
  2. es un indicador intangible (no se puede comprar o pagar con el PIB)
  3. cambia en el tiempo por las revisiones a las cuentas nacionales, por lo que un 1% de hoy día, puede representar un número mayor o menor en el futuro.

Uno de los retos que enfrenta el gobierno, con los limitados recursos que tiene, es la asignación a partidas presupuestarias que están ligadas al PIB. En el gráfico presentamos la equivalencia de un 1% del PIB desde el año 1991 hasta el 2020 (proyectado en base al marco macroeconómico).

En el 2017, un 1% del PIB será equivalente a RD$35,873 millones, o sea RD$3,022 millones más que en el 2016. Eso significa que si el gobierno quiere seguir cumpliendo con el 4% de PIB para la educación, lo cual asumimos que hará, tendrá que destinar RD$12,089 millones más que este año, sólo por el crecimiento nominal proyectado de la economía.

Pero la restricción no es solamente con la educación. El Plan de Recapitalización del Banco Central tiene transferencias asignadas por ley que llegan hasta un 1.5% del PIB por año, pero éstas no han sido cumplidas por las limitaciones de los recursos fiscales. También el sector de salud ha estado reclamando un 5% del PIB en su asignación presupuestaria, algo que con la estructura actual es prácticamente inviable.

Un 1% del PIB parece poco, pero cada punto porcentual equivale a casi 7% de los ingresos fiscales.

Tenemos que movernos a un esquema donde se busque limitar la dependencia de los indicadores medidos como porcentaje del PIB para los temas de política económica interna. Sería más apropiado utilizar indicadores que ayuden a dimensionar de una manera más tangible las variables en cuestión, para así asignar recursos con fondos efectivos y no estimados, y mejorar la precisión de los indicadores económicos.

Deloitte se refiere a una o más Deloitte Touche Tohmatsu Limited, una compañía privada de garantía limitada del Reino Unido ("DTTL"), y a su red de firmas miembro, y sus entidades relacionadas. DTTL y cada una de sus firmas miembro es una entidad legalmente separada e independiente. DTTL (también conocida como "Deloitte Global") no provee servicios a clientes. Por favor, consulte www.deloitte.com/about para una descripción detallada de la estructura legal de Deloitte Touche Tohmatsu Limited y sus firmas miembro.

Deloitte provee servicios de auditoría, consultoría, asesoría financiera, gestión de riesgo, impuestos y servicios relacionados a clientes públicos y privados abarcando múltiples industrias. Deloitte atiende cuatro de cada cinco compañías del Fortune Global 500® a través de una red global de firmas miembro en más de 150 países brindando capacidades de clase mundial, conocimiento y servicio de alta calidad para hacer frente a los desafíos de negocios más complejos de los clientes. Para conocer más acerca de cómo aproximadamente 225.000 profesionales de Deloitte generan un impacto que trasciende, por favor contáctenos en Facebook, LinkedIn o Twitter.

Esta publicación sólo contiene información general y ni Deloitte Touche Tohmatsu Limited, ni sus firmas miembro, ni ninguna de sus respectivas afiliadas (en conjunto la “Red Deloitte”), presta asesoría o servicios por medio de esta publicación. Antes de tomar cualquier decisión o medida que pueda afectar sus finanzas o negocio, debe consultar a un asesor profesional calificado. Ninguna entidad de la Red Deloitte, será responsable de la pérdida que pueda sufrir cualquier persona que consulte esta publicación.

Did you find this useful?