El gráfico de la semana

Perspectivas

Crecimiento PIB y Presión Fiscal América Latina

12 de enero 2018

El gráfico de la semana

PIB y Presión Fiscal

Estados Unidos acaba de aprobar la reforma fiscal más radical desde los años 80. La nueva estrategia fiscal de Estados Unidos es reducir sustancialmente la tasa del impuesto sobre la renta (ISR) que pagan personas y empresas (y en adición, lograr la repatriación de capitales y radicar más negocios en territorio americano). Es un renacer de la denominada “economía de la oferta” (Supply Side, en inglés).

En este momento de resurgimiento de las ideas de “economía de la oferta” es conveniente analizar si la presión fiscal y el crecimiento tienen alguna relación.

Lo cierto es que sí.

El cuadro presenta la presión fiscal promedio de los últimos diez años (2005-2015) de las principales economías de América Latina y el Caribe. Este período cubre años de mayor o menor bonanza de las distintas economías y precios más o menos altos de petróleo, metales y alimentos, productos que tienen una importante participación en las recaudaciones de algunos países y en su tasa de crecimiento.

Del gráfico se puede destacar que los países de menor presión fiscal han sido lo que más han crecido.

Y todos los casos de países con alto crecimiento sobre la media regional (Panamá, República Dominicana y Perú), han tenido bajas presiones fiscales comparadas con las demás naciones de la región. Lamentablemente, muchas de estas bajas presiones fiscales provienen del cumplimiento selectivo (informalidad) y no de legislaciones con bajas tasas y alto cumplimiento tributario.

La reforma fiscal realizada en los EEUU va a tener un impacto sustancial sobre las estructuras fiscales de los países donde hay inversión de compañías americanas, tanto inversión directa como financiera. La eliminación de los créditos fiscales de los impuestos pagados por estas empresas en el exterior hace que el ISR que las multinacionales paguen aquí sea ahora, técnicamente, un impuesto no acreditable en EEUU. En términos económicos, eso lo convierte en un gasto puro y simple.

Ahora que el mundo se aboca a repensar sus esquemas fiscales, estimulados por la reforma de los EEUU, es importante recordar que exceso de impuestos y bajo crecimientos van de la mano.

Y que la condición necesaria (aunque no suficiente) para eliminar pobreza es crecer.
 


 

Deloitte se refiere a una o más Deloitte Touche Tohmatsu Limited, una compañía privada de garantía limitada del Reino Unido ("DTTL"), y a su red de firmas miembro, y sus entidades relacionadas. DTTL y cada una de sus firmas miembro es una entidad legalmente separada e independiente. DTTL (también conocida como "Deloitte Global") no provee servicios a clientes. Por favor, consulte www.deloitte.com/about para una descripción detallada de nuestra red global de firmas miembro.

Deloitte provee servicios de auditoría, consultoría, asesoría financiera, gestión en riesgos, impuestos y servicios relacionados a clientes públicos y privados abarcando múltiples industrias. Deloitte atiende cuatro de cada cinco compañías del Fortune Global 500® a través de una red global de firmas miembro en más de 150 países brindando capacidades de clase mundial, conocimiento y servicio de alta calidad para hacer frente a los desafíos de negocios más complejos de los clientes. Para conocer más acerca de cómo aproximadamente 245.000 profesionales de Deloitte generan un impacto que trasciende, por favor contáctenos en FacebookLinkedIn o Twitter.

Este documento sólo contiene información general y ni Deloitte Touche Tohmatsu Limited, ni sus firmas miembro, ni ninguna de sus respectivas afiliadas (en conjunto la “Red Deloitte”), presta asesoría o servicios por medio de esta publicación. Antes de tomar cualquier decisión o medida que pueda afectar sus finanzas o negocio, debe consultar a un asesor profesional calificado. Ninguna entidad de la Red Deloitte, será responsable de la pérdida que pueda sufrir cualquier persona que consulte este documento.

Did you find this useful?