Informe de Impacto Spanish Latin America 2021

Francisco Pérez Cisneros, CEO Deloitte Spanish Latin America

Tengo el agrado de presentarles nuestro Informe de Impacto anual, mismo que consideramos el medio idóneo para rendir cuentas a nuestros grupos de interés acerca de nuestra gestión y de desempeño en los temas ambientales, sociales y de gobernanza.

El último año transcurrió en medio de una pandemia sin precedentes, que trajo consigo una crisis económica global, y en un contexto en el que los efectos del cambio climático se hacían cada vez más visibles en todas las latitudes. Nuestra región no fue ajena a estos acontecimientos.

De hecho, Latinoamérica ha sido la región más afectada por el COVID-19: la brecha de desigualdad se acrecentó, como consecuencia de la crisis económica, lo cual generó pérdidas significativas en el empleo, situación que impactó de manera negativa, principalmente, a mujeres y jóvenes que formaban parte de la economía informal y/o trabajaban en el sector de servicios, dos de los segmentos más afectados por los confinamientos y las restricciones de movilidad.

La pandemia, de manera principal, pero también la conjunción de diversas crisis ha acelerado la implementación de cambios estructurales en la forma en la que operan las empresas. El trabajo remoto, el aprendizaje virtual, la reducción de viajes de negocios y la priorización del cambio climático en la estrategia de las organizaciones son algunas de las transformaciones que ocurrieron durante este periodo y que, de otra manera, habrían tomado años.

En Deloitte Spanish Latin America, el compromiso para apoyar a nuestros clientes se mantuvo vigente y enfocado en brindarles las herramientas y conocimientos para responder y gestionar la continuidad del negocio, para aprender y emerger más fuertes, y, sobre todo, para prosperar y prepararse para la nueva normalidad.

En el camino para lograr la adaptación a este nuevo entorno, fuimos testigos, también, de la solidaridad, de la acción colectiva y del sentido de corresponsabilidad de los diferentes actores de la sociedad.

En nuestro caso, la prioridad fue, es y seguirá siendo la seguridad y el bienestar de nuestros profesionales y de sus familias, por lo que, desde el primer día de esta contingencia, implementamos el virtual office como modalidad de trabajo, a la par de diversos servicios de acompañamientos de salud mental para nuestros profesionales y sus familias.

De igual forma, brindamos apoyos económicos para solventar algunas de las condiciones complejas derivadas de la emergencia sanitaria. 

Como Firma, junto con nuestros Socios, Socias y profesionales, demostramos nuestro compromiso social, contribuyendo con donativos económicos, servicios probono y horas de voluntariado, para beneficiar a mujeres cabeza de hogar, estudiantes, docentes y emprendedores afectados por la pandemia.

Por otro lado, la virtualidad se convirtió en un reto que, no obstante, trajo consigo diversos beneficios, permitiéndonos avanzar en la consolidación de la cultura de Deloitte Spanish Latin America como una sola firma. Desde los diferentes frentes de acción, nuestra diversidad cultural nos permitió generar un impacto significativo en toda la región, rompiendo fronteras físicas. En el trabajo con clientes, la participación y experiencia de nuestros equipos profesionales, provenientes de diferentes geografías, hicieron posible ofrecer distintas perspectivas, las cuales enriquecieron las propuestas y proyectos que entregamos. Del mismo modo, las capacitaciones virtuales se convirtieron en espacios de intercambio de conocimiento, de puntos de vista y de networking para los profesionales, mientras que las actividades de voluntariado o servicios probono que llevamos a cabo permitieron que las comunidades accedieran a espacios multiculturales a los que, de otra forma, no tendrían acceso.

Respecto al compromiso por el cuidado del medio ambiente, logramos avanzar en nuestra estrategia WorldClimate, que tiene como objetivo alcanzar, para 2030, una operación de cero emisiones netas. En ese sentido, logramos compensar el 100% de las emisiones de nuestra operación y viajes de negocios desde el FY 2020, y estamos próximos a compensar las emisiones del FY 2021. De igual forma, en los próximos meses, lanzaremos un programa de e-learning obligatorio, con el objetivo de que nuestros profesionales se conviertan en agentes de cambio en su entorno, y promover, entre ellos(as), la adopción de comportamientos y la toma de decisiones responsables con el medio ambiente.

En cuanto a nuestra estrategia social, WorldClass, se duplicó la meta de impacto a nivel global, a 100 millones de personas en 2030. En el caso de Deloitte Spanish Latin America, me enorgullece destacar que también aumentamos nuestra meta regional, para beneficiar a 5 millones.

Al cierre del año fiscal –objeto de este reporte–, logramos un impacto acumulado de 500,000 personas, lo que nos alienta a seguir contribuyendo a mejorar la calidad de la educación, brindar herramientas para que más jóvenes puedan acceder a un empleo y apoyar a que más emprendimientos y microempresas prosperen en el ecosistema.

Estamos convencidos de que podemos y queremos desempeñar un rol fundamental en la reactivación y reconfiguración económica de la región.

Somos una Firma que lidera el camino, desarrollando nuevas soluciones, productos y servicios que respondan a las expectativas y necesidades de nuestros clientes y que, de igual manera, identifica alternativas y fórmulas de manera constante para incrementar el nivel de eficiencia en la ejecución de nuestras actividades.

De ahí que la innovación se ha convertido en un imperativo de nuestro negocio. Tomando esto en consideración, durante el FY 2021, impartimos 2,700 horas de capacitación sobre temas relacionados con la creatividad y la resolución de problemas, y se aprobaron 12 de los 96 proyectos de innovación presentados por nuestros profesionales a través de la iniciativa #SoyInnovación

El FY 2021 fue, ciertamente, un año de retos, que puso a prueba la forma en la que trabajábamos, nos relacionábamos con nuestros clientes y colaborábamos con nuestros aliados. Bajo un entorno de gran incertidumbre y escasa información, la resiliencia y mantenernos fieles a nuestro propósito de crear un impacto significativo, así como a nuestros valores compartidos fueron los factores que mantuvieron el norte de nuestra organización, y nos permitieron no solo superar los desafíos coyunturales, sino asegurar que nuestra Firma seguirá respondiendo a las necesidades y excediendo las expectativas de nuestros grupos de interés.

En ese sentido, y atendiendo a una exigencia reiterada por parte de nuestros grupos de interés, este informe incorpora métricas ambientales, sociales y de gobernanza (ASG o ESG, por sus siglas en inglés), con base en el marco común de métricas que apoyamos a desarrollar, junto con el Consejo Internacional de Empresas del Foro Económico Mundial y otras Firmas de servicios profesionales. Con ello, mostramos, de manera transparente y accesible, nuestro avance para contribuir en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En cada acción realizada durante este último año fiscal, hemos podido reconocer las lecciones aprendidas y confirmar la relevancia de nuestro propósito y, sobre todo, de nuestros valores compartidos.

Como organización, estamos orgullosos de comunicar nuestro progreso. Confío en que disfruten la lectura de nuestro Informe de Impacto 2021.

Francisco Pérez Cisneros
CEO Deloitte Spanish Latin America